Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL DIVISAS

El ministro de Hacienda brasileño admite que su país vive una "minicrisis" cambiaria

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, participa este 26 de agosto de 2013 en un encuentro con empresarios brasileños para discutir sobre cómo retomar el crecimiento económico del país en Sao Paulo (Brasil). Ampliar foto
El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, participa este 26 de agosto de 2013 en un encuentro con empresarios brasileños para discutir sobre cómo retomar el crecimiento económico del país en Sao Paulo (Brasil). EFE

El ministro de Hacienda de Brasil, Guido Mantega, dijo hoy que el país atraviesa por una "minicrisis" con el cambio, pero afirmó que las turbulencias pasarán cuando se aclare si Estados Unidos retirará finalmente los estímulos a su economía.

"Estamos viviendo una minicrisis, que tendrá un impacto mínimo", porque la economía brasileña "sigue sólida" y "la economía mundial está en recuperación", declaró Mantega en un evento con empresarios realizado en Sao Paulo.

Según el ministro, las presiones que sufre el real brasileño, que en lo que va de este año se ha depreciado un 15 por ciento frente al dólar, obedecen a los temores sobre el posible fin de los estímulos a la economía estadounidense.

"Cuando la Reserva Federal (de Estados Unidos) comience de hecho a retirar los estímulos, el mercado se calmará", previó Mantega.

Según el ministro, es necesario "esperar a que baje la polvareda" y, mientras tanto, Brasil usará "todos sus recursos para combatir la volatilidad del cambio".

La semana pasada, el Banco Central de Brasil inició una serie de fuertes intervenciones en el mercado cambiario, que se mantendrán al menos hasta fin de año y mediante las cuales se propone inyectar hasta 500 millones de dólares por día, a fin de apuntalar al real.

Ese anuncio, hecho el pasado jueves, tuvo su primer impacto al día siguiente, cuando la moneda nacional se apreció un fuerte 3,23 % en relación al dólar, que cerró la semana negociado a 2,353 reales para la venta.

No obstante, parte de esa recuperación se evaporó hoy, cuando al real se depreció un 1,31 por ciento y el dólar concluyó la jornada cotizado a 2,384 reales.