Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las pernoctaciones hoteleras crecen solo un 0,5% en julio pese al récord de turistas

Los viajeros extranjeros reservan un 1,4% más, los españoles un 1,4% menos

Los rusos son ya los terceros por nacionalidad que más se alojan en los hoteles españoles

Una pareja disfruta jugando a las palas en la playa de la Caleta en Málaga. Ampliar foto
Una pareja disfruta jugando a las palas en la playa de la Caleta en Málaga. EFE

Con cada estadística del sector turístico queda más claro que el oxígeno llega a España de fuera. La ocupación hotelera durante el mes de julio creció el 0,5% con respecto al año anterior. Pero eso es una media: mientras los de fuera visitan cada vez más las costas españolas y reservaron un 1,4% más habitaciones de hotel, los españoles viajaron menos, y ocuparon un 1,4% menos plazas. La mejoría hotelera tiene pues acento extranjero.

En julio visitaron el país 7,9 millones de foráneos. Más que nunca ese mes. Es un balón de oxígeno que alivia, aunque no se ha trasladado por completo al empleo, ya que los afiliados a la Seguridad Social en el sector subieron ese mismo mes el 0,4%. Dadas las cifras hoteleras, tampoco este sector aprovechó al máximo el ascenso, ya que no todos los visitantes extra recalaron en hoteles. Mientras las visitas internacionales crecieron el 2,9%, las reservas de hotel lo hicieron menos de la mitad.

Los precios de los hoteles repuntaron, el 1%, en la que ha sido la primera subida de este año con respecto al pasado. La facturación media diaria de los hoteles por cada habitación ocupada fue de 79,2 euros, un 1,7% más con respecto al mismo mes de 2012.

Los destinos preferidos por los extranjeros y los autóctonos difieren: los turistas españoles que se alojaron en hoteles se decantaron más por visitar Andalucía, Valencia, Cataluña y Canarias. Despuntó especialmente la primera, y sus hoteles lograron acoger un 4,1% más viajeros que el año antes. Los viajeros internacionales, sin embargo, eligieron sobre todo pernoctar en Baleares, Cataluña y Canarias, y es esta última donde mayor aumento de reservas hoteleras se ha registrado, con el 3,9% más.

Por nacionalidades, los mayores aficionados a los hoteles españoles son de nuevo este año los británicos, que suponen la cuarta parte de los internacionales que se alojaron. Les siguen los alemanes y los rusos, que se han convertido en la tercera nacionalidad que más habitaciones reserva, por encima incluso de los franceses. Con respecto al año anterior su presencia en los establecimientos españoles se ha disparado más del 14%.

Los hoteles están cosechando una mejor temporada alta este año. Con julio son ya son tres los meses en los que las cifras crecen con respecto al año pasado, en el que por el contrario encadenaron un verano de bajadas. El mes pasado de media estaban ocupadas seis de cada diez habitaciones de hotel de España, siete de cada diez si se mira el fin de semana. Por comunidades autónomas, la costa fue imbatible: en Baleares la ocupación rozó el 90%, en Canarias el 75% y en Cataluña el 71,8%. Lejos de la costa, el verano no es sinónimo de vacas gordas: en Castilla-La Mancha, que registra la menor actividad hotelera, el grado de ocupación fue solo del 23,4%.