Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España es país de la UE donde más crece la banda ancha móvil

El 57% de los usuarios tiene un contrato de datos, frente al 49% de la media europea

Un usuario maneja su smartphone.
Un usuario maneja su smartphone. EFE

El 57% de los usuarios españoles de teléfono móvil dispone de contrato de datos que permite el acceso a internet con este dispositivo, lo que la sitúa en el sexto puesto puesto de la Unión Europea, según una encuesta publicada hoy por la Comisión Europea. Sin embargo, España es país de la UE donde más ha crecido la banda móvil ya que se ha incrementado en 25 puntos porcentuales (pp) desde diciembre de 2011, solo igualado por Francia (25 pp) e Italia (18 pp).

Del total de usuarios europeos encuestados, 49 de cada 100 contaban con contratos de datos, 14 puntos más que a finales de 2011, según el Eurobarómetro sobre telefonía móvil e internet, basado en consultas realizadas por la CE durante el primer trimestre de este año.

Las cifras de la encuesta europea coinciden con los datos proporcionados por las operadoras a la Comisión del Mercado de Telecomunicaciones (CMT). Así, a cierre del primer trimestre de este año, el volumen de líneas que se conectaron a internet móvil en España ascendió a 25,9 millones, cifra que incluye tanto líneas de voz y datos -principalmente teléfonos móviles- como líneas exclusivas de datos -módems USB o tabletas, lo que supone un aumento del 43,5% interanual.

Los países con mayores porcentajes son Suecia, Dinamarca, Reino Unido, Francia y Finlandia, con cifras que van desde el 71% hasta el 58%. A continuación se sitúan España, Eslovenia, Holanda y Luxemburgo, todos ellos con un 57% de usuarios de móvil con contratos de datos, según el Eurobarómetro

Catorce países se sitúan por debajo de la media comunitaria, y entre ellos los menores porcentajes corresponden a Portugal (26%), Rumanía (25%) y Bulgaria 20%). La baja penetración de los smartphones es característica de países donde los usuarios de móvil limitan su acceso a internet debido a su preocupación por el coste, como reflejan los casos de Portugal (58%), Grecia (53%), Chipre (52%), Bélgica (47%) o Rumanía (45%), según la encuesta. En España, el 32% de los usuarios limita su tiempo de conexión por miedo a que la factura sea mayor, una cifra inferior a la media europea (34%).

Asimismo, este país es el segundo de la UE donde es más habitual usar los smartphones para hacer llamadas a través de internet gratuitas o más baratas que vía red telefónica, con un 29 % sobre el total de usuarios. Sólo Luxemburgo muestra mayores cifras de uso de programas VoIP (protocolo de transmisión de voz por Internet) en móviles, con un 35 %.

España, sin embargo, se sitúa entre los Estados miembros donde se utilizan menos los programas VoIP a través de conexiones domésticas de banda ancha, con un 28 % de los usuarios totales de internet, lejos de países como Bulgaria (57%), Chipre (55%) o Estonia (54%).

El uso de estos programas ha experimentado un notable crecimiento en la UE -de siete puntos porcentuales desde 2011-, una evolución pareja a la de las conexiones domésticas a internet, según destaca la Comisión. Actualmente el 68 % de los hogares europeos cuentan con acceso a la red, prácticamente la misma cifra que los que disponen de ordenador (72%), y cuatro puntos más que en 2012.

En España, la proporción es del 58 %, lo que sitúa a este país más cerca de la cola de la UE (Bulgaria, Grecia y Rumanía, con cifras entre el 51 % y el 52 %) que de los líderes (Suecia y Holanda, donde 9 de cada 10 hogares tienen acceso a internet).

La encuesta revela que casi seis de cada diez encuestados (57%) no conocía la velocidad máxima de descarga de su conexión a Internet. Y una cuarta parte de los encuestados que sí la conocían señalaron que su velocidad real no coincidía con la contratada.