Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La filial alemana de Telefónica espera ahorrar 800 millones al año

Las sinergias totales son de 5.000 a 5.500 millones, principalmente por los ahorros en la nueva red de 4G. La multinacional española está entre las cuatro grandes europeas del móvil

Telefónica calcula que la integración de su filial alemana con la de KPN permitirá un sinergias de 5.000 a 5.500 millones de euros. La compañía española ha explicado en una presentación a analistas que calcula que las ganancias en reducción de costes y aumento de ingresos como consecuencia de la fusión serán de unos 800 millones anuales a partir de 2019. Desde el segundo año ya obtendrá sinergias positivas y para el cuarto año logrará el 75%.

El 70% de las sinergias (4.500 millones de euros) provendrán del ahorro de costes de la red y la distribución, en particular por el despliegue de la red de cuarta generación (4G o LTE), que ahorrará la instalación de 14.000 antenas principales. Hasta 1.000 millones más se ahorrarán por sinergias financieras.

Las estimaciones de Telefónica son de un unos ingresos combinados de 8.300 millones de euros en 2013, un Ebitda de 2.900 millones y unas inversiones de 1.300 millones. Tras la operación, Alemania representará el 13% de los ingresos de Telefónica (5 puntos porcentuales más que ahora) y el 12% del Ebitda (6 puntos más)

La operación está sujeta a las autorizaciones pertinentes y a la aprobación por parte de las Juntas de Accionistas Extraordinarias de KPN y Telefónica Alemania, convocadas al efecto durante la segunda mitad del año en curso, por lo que se estima que se complete a mediados de 2014.

Según Telefónica, la operación no implica un impacto significativo en los niveles de deuda del grupo, ya que el grueso de la financiación se va a realizar a través de instrumentos financieros híbridos y convertibles. De hecho, sólo entre el 10% y el 20% del desembolso total de la compra para Telefónica supondrá incremento de deuda. Del 20% al 30% será mediante bonos necesariamente convertibles en acciones mediante una ampliación de capital y del 50% al 65% será deuda híbrida (deuda subordinada).

Tras la operación, y según los datos de cierre del primer trimestre, Telefónica podrá mantenerse como la cuarta operadora de Europa por número de clientes móviles (o la tercera si a Orange se le descuentan los 26 millones de clientes de la filial británica que comparte con Deutsche Telekom). Por volumen de ingresos, será segunda tras Deutsche Telekom. Además, Telefónica se posiciona como líder por clientes en sus tres principales mercados: España, Brasil y Alemania.

En Alemania, se convertirá en el primer operador con 43 millones de clientes (el 42% de pospago) aunque será el tercero por ingresos, con una cuota del 31,6%, por detrás de T-Mobile (34,8%) y Vodafone (33,6%).

En la presentación se señala que se trata de un movimiento natural estratégico por parte de Telefónica Deutschland, para convertirse en una “telco digital” líder con foco en los datos móviles y en el impulso de LTE en el país, ya que la tasa de penetración de los smartphones (teléfonos inteligentes) es del 27,4%, muy por debajo del 34,4% de la media europea y, por tanto, con gran capacidad de crecimiento.

Se refuerza la diversificación geográfica de Telefónica, mejorando por tanto su perfil de riesgo, al fortalecer su presencia en Alemania, el mayor mercado móvil de Europa, uno de los más atractivos y uno de los más avanzados en monetización de datos móviles.

Según Telefónica, la operación implica creación de valor sostenible para los accionistas tanto de Telefónica como de Telefónica Deutschland, ya que permite: invertir en el futuro, al tiempo que se mejora la flexibilidad financiera, mejorar el perfil de generación de caja del grupo, Generar valor tanto para Telefónica como para Telefónica Deutschland en términos de beneficio por acción y flujo de caja.

Además, se mantiene el compromiso de apalancamiento del Grupo (objetivo de situar la deuda por debajo de los 47.000 millones de euros a cierre de 2013) y la política de remuneración al accionista.

Por su parte, en una presentación de KPN, la compañía holandesa indica que a la luz de la operación, la valoración conjunta de E-Plus se sitúa en 8.100 millones de euros, lo que supone 9,0 veces el ebitda de la filial de KPN previsto para 2013. En la misma se indica que la prima está por encima de las últimas operaciones en el sector en Europa, incluida la reciente venta de Telefónica en Irlanda, se han realizado a unas valoraciones medias entre 6 y 7 veces ebitda.