Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Valdebebas proyecta solicitar licencias a primeros de agosto

El 31 de julio se habrán terminado 1.034 viviendas de las 4.000 en construcción

El Consistorio espera que la Comunidad apruebe definitivamente el nuevo planeamiento

Estado actual de las obras en Parque de Valdebebas. Ampliar foto
Estado actual de las obras en Parque de Valdebebas.

Tanto el Ayuntamiento de Madrid como la junta de compensación de Valdebebas, el nuevo barrio vecino del Real Madrid, dan por hecho que a primeros de agosto podrán empezar a darse licencias de edificación y de primera ocupación.

El nueve de julio finalizó el segundo periodo de información y participación pública del documento redactado para subsanar las deficiencias del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid, y ya se han recibido todos los informes sectoriales en el Ayuntamiento. Prevé aprobar inicialmente el documento en el pleno extraordinario que se celebrará el día 24 de julio.

Obras en Valdebebas. Julio 2013.
Obras en Valdebebas. Julio 2013.

El Consistorio lo remitirá a la Comunidad Autónoma para su aprobación definitiva en el último consejo de gobierno del día dos de agosto. Tras su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid se restablecería la legalidad urbanística en los 22 ámbitos de Madrid cuyo planeamiento anuló la sentencia del Tribunal Supremo.

En junio se terminaron 686 viviendas y julio cerrará con 348 más acabadas

En el caso de Valdebebas, la junta de compensación explica que la subsanación recogerá el grado de avance real de este futuro barrio. A 31 de junio se habían terminado 686 pisos y a finales de este mes se sumarán 348 más, con lo que se espera que en los próximos meses estén listas para entregar 1.500 viviendas de las casi 4.000 en construcción. Esto supondría que, a finales de año, podría haber unos 10.000 vecinos viviendo.

Tras la publicación en el Boletín se producirá la recepción de las obras de urbanización de las zonas residenciales por parte del Ayuntamiento y podrán volver a darse licencias. La zona de remate del barrio de Las Cárcavas, ya tiene cumplido ese trámite desde 2010, con lo que solo quedaría pendiente de recepción de la de oficinas y zona comercial. Tal recepción implica que el Ayuntamiento pasaría a ocuparse de los viarios, parques y otras zonas comunes.

Fuentes de la junta de compensación consideran que el auto aprobado el 24 de junio de 2013 por el Juzgado de lo Contencioso Administrativo número 34 de Madrid no supondría un escollo. Y así lo recoge la junta en una nota explicativa.

En síntesis, lo que suspende de forma cautelar es una modificación del Proyecto de Urbanización que "afecta a la conexión con el Aeropuerto a través del puente sobre la M-12, el Parque Central y la reordenación del viario situado al norte de la parcela comercial en torno al laminador de tormentas. Ninguna de estas actuaciones afecta a la zona de urbanización donde se están desarrollando las promociones residenciales y que será objeto de próxima recepción y son obras que o no se han iniciado o se han terminado", aclara la junta.

Consistorio y junta de compensación coinciden en la falta de repercusión del auto, con lo que podría ser uno más de los múltiples tropiezos que o retrasan o encarecen la tramitación urbanística sin conseguir ni lo uno ni lo otro en este caso.

Aprobación inicial de los 22 ámbitos urbanísticos

En la rueda de prensa tras la Junta de Gobierno del jueves 18 de julio, el portavoz municipal, Enrique Núñez, ha explicado que el documento aprobado inicialmente para subsanar los errores que puso de manifiesto la sentencia del Supremo, incorpora dos informes de sostenibilidad: ambiental y económica. El primero da respuesta "al defecto señalado por el Tribunal Supremo y que motivó la declaración de nulidad de parte de los 22 ámbitos afectados", según la agencia Europa Press, citando a Núñez.

El primer informe justifica qué suelos, de los clasificados como no urbanizables protegidos en el plan de 1985, deben seguir considerándose como no urbanizables protegidos y aquellos que pueden mantener la clasificación de urbano o urbanizable que les dio el Plan General de 1997 y para los que incorpora las medidas correctoras necesarias.

En cuanto al informe económico, analiza los gastos e ingresos que se producirán durante el desarrollo de los ámbitos así como el coste de su mantenimiento posterior para las arcas municipales. Los gastos ascenderán a 3.817 millones de euros; los ingresos, a 4.193 millones y el mantenimiento y conservación, a 317 millones de euros, si bien el nuevo barrio proporcionará 405 millones de ingresos, según Europa Press.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información