Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CEOE se desmarca de la opinión de José de la Cavada y contempla medidas

Rosell dice que las críticas a la duración del permiso por defunción "no han gustado nada"

José de la Cavada, derecha, ayer en un acto de la CEOE.
José de la Cavada, derecha, ayer en un acto de la CEOE. EFE

El presidente de la CEOE, Juan Rosell, ha asegurado este miércoles que ni él ni la Junta Directiva de la patronal respaldan los comentarios que hizo el director de Relaciones Laborales de la organización, José de la Cavada, sobre que el permiso por defunción es excesivo. "La CEOE no respalda lo que ha dicho ese directivo y su presidente tampoco", ha reconocido Rosell, que inmediatamente ha insinuado que la organización tomará alguna decisión "en los próximos días" en relación con las palabras de su directivo.

No obstante, al ser preguntado por si se estudia cesar a De la Cavada, que ya ha generado otras polémicas con sus comentarios, Rosell ha señalado que "no está estudiando" nada, pero ha insistido en que las declaraciones de este directivo de la patronal "no han gustada nada ni al presidente ni a la Junta Directiva". "En estos momentos empezar a decir lo que es correcto o no en el Estatuto de los Trabajadores no me parece lo más adecuado", ha subrayado Rosell en declaraciones a la cadena SER.

Por otro lado, Rosell ha admitido que ha habido casos en los que los empresarios "y otras personas que no son empresarios" no han actuado correctamente y ante esas situaciones ha dicho que "la sociedad quiere resultados contra esa impunidad, que sean juzgados y que haya las condenas oportunas".

En este sentido y preguntado por la situación del vicepresidente de la CEOE y presidente de la patronal madrileña, Arturo Fernández, investigado por pagar a sus trabajadores con dinero negro, Rosell ha señalado que hay que esperar a que se cierre el procedimiento para tomar alguna iniciativa. "Si a la mínima multa de tráfico tuviéramos que sacar de los órganos de gobierno a todo el mundo, nos quedaríamos solos. Cuando se cierran los procedimientos es cuando hay que tomar iniciativas", ha argumentado.

En todo caso, ha recordado que el nuevo Código Ético de la patronal, que entrará en vigor el próximo 1 de septiembre, permite cesar casi automáticamente a los presidentes cuando el 25% de la Junta Directiva entienda o sospeche que ha cometido una falta. En cuanto la reforma fiscal demandada por su organización, Rosell ha insistido en que España debe recaudar más impuestos y para ello, ha dicho, hay que tratar de aflorar la economía sumergida.

Más información