El beneficio de Vodafone se reduce a una décima parte en su último ejercicio fiscal

La depreciación de los activos en España e Italia y la crisis explican el descenso En España, el resultado bruto cayó un 15,4% y perdió 761.000 clientes

El beneficio neto del grupo Vodafone en su último ejercicio fiscal (del 1 de abril de 2012 al 31 de marzo de 2013) fue de 673 millones de libras (828 millones de euros), lo que supone menos de una décima parte de los registrados en su ejercicio anterior, cuando alcanzaron los 7.003 millones de libras.

Este descenso se debió en gran medida al ajuste del valor contable por la depreciación de sus filiales, fundamentalmente en España e Italia, de 7.700 millones de libras (9.471 millones de euros), que realizó en su anterior semestre fiscal (abril-septiembre de 2012), ya que en el segundo semestre no se han producido nuevos ajustes.

Los ingresos del grupo a escala mundial cayeron un 4,2% hasta los 44.445 millones de libras (54.667 millones de euros), mientras que el beneficio bruto operativo (Ebitda) descendió un 8,3% hasta los 13.275 millones de libras. La deuda creció un 10,4% hasta 26.798 millones de euros

Más información
La portabilidad y la pérdida de líneas móvil siguen tocando récords en marzo
El todo en uno de los operadores cambia el negocio de las ‘telecos’
Telefónica ofrece a Orange y Vodafone compartir su red de fibra
El Samsung Galaxy S4 saldrá más barato en las tiendas

Resultados en España

Por su parte, Vodafone España registró unos ingresos por servicios de 4.456 millones de euros, un 11,7% menos que un año antes. En su nota mundial, el grupo explica este descenso por “la continua debilidad macroeconómica, el alto desempleo que lleva a los clientes a optimizar sus gastos, y una base de clientes menor tras de nuestra decisión de eliminar subsidios de terminales a comienzos del año, así como por una competencia intensa, con la creciente popularidad de las ofertas convergentes de consumo”.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

El Ebitda alcanzó los 1.158 millones de euros (942 millones de libras), con un retroceso del 15,4%, debido principalmente al descenso de los ingresos y al impacto de los costes de reestructuración derivados del expediente de regulación de empleo que afectó a 900 trabajadores. La cartera de clientes de telefonía móvil cerró con 14,4 millones, con una pérdida de 761.000, fundamentalmente de prepago.

Ingresos del móvil

Los ingresos por datos móviles crecieron un 16,5% en el último año fiscal impulsados por el fuerte aumento del negocio de Internet móvil, cuyos ingresos se incrementaron un 52,7% respecto al ejercicio anterior. Este crecimiento está relacionado con la creciente penetración de smartphones. En el último ejercicio, el porcentaje de clientes con smartphone creció en 15 puntos porcentuales hasta cerrar el año con una penetración del 52,6% sobre el total.

Y también ha influido el buen funcionamiento de los planes Vodafone Red y Base, de paquetización de servicios. Al cierre del periodo más de 1,5 millones de clientes se habían suscrito a alguno de estos nuevos planes de precios lanzados en noviembre pasado.

Los ingresos del negocio fijo disminuyeron un 2,9% en el conjunto del año debido a la fuerte competencia. Sin embargo, la compañía señala que el éxito de las nuevas tarifas integradas, que incorporan Vodafone ADSL a los planes Vodafone Red y Base ha permitido incrementar la base de clientes de banda ancha fija en 38.000 en el último trimestre.

Sobre la firma

Ramón Muñoz

Es periodista de la sección de Economía, especializado en Telecomunicaciones y Transporte. Ha desarrollado su carrera en varios medios como Europa Press, El Mundo y ahora EL PAÍS. Es también autor del libro 'España, destino Tercer Mundo'.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS