La Comisión aprueba imponer un recargo del 47% a los paneles solares chinos

Bruselas considera suficientemente probado que el país asiático exporta por debajo de coste

Las presiones de las patronales europeas han dado fruto: la Comisión Europea ha aprobado este miércoles imponer un recargo medio del 47% a las importaciones de paneles solares procedentes de China, según han informado fuentes comunitarias. Bruselas considera que existen pruebas suficientes de que el país asiático vende estos productos por debajo del coste de producción (práctica conocida como dumping) gracias a ayudas públicas, causando un grave perjuicio a los fabricantes europeos de paneles solares.

Según las fuentes consultadas, la decisión entrará en vigor previsiblemente a partir del 5 de junio, tras ser debatida por expertos de los Veintisiete el próximo 15 de mayo, aunque esta última opinión no será vinculante.

Este fuerte recargo del 47% constituye una sanción provisional para hacer menos atractivas las importaciones chinas a la espera de que el Ejecutivo comunitario concluya su investigación anti dumping, que comenzó en septiembre y puede durar un total de 15 meses. Cuando termine, los Veintisiete deberán tomar una decisión sobre las sanciones definitivas.

La cuestión de los paneles solares ya ha desatado una guerra comercial entre China y la UE. El Gobierno de Pekín presentó el año pasado una denuncia ante la OMC por las subvenciones a la energía solar que conceden tanto la UE como algunos Estados miembros, en particular Italia y Grecia.

En 2011, China exportó a la UE paneles solares y piezas por valor de alrededor de 21.000 millones de euros.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS