Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Juan Abelló salió de Pescanova antes de que la cotización quedara congelada

La sociedad de inversión del empresario tenía invertidos en la firma 1,45 millones en diciembre

Juan Abelló salió de Pescanova antes de que la cotización quedara congelada. El empresario deshizo durante el primer trimestre del año la inversión de 1,45 millones de euros que a cierre de 2012 tenía en el capital de Pescanova a través de su sociedad de inversión de capital variable (Sicav), llamada Arbarín. Según consta en el informe de la Sicav en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), al término de marzo no tenía inversiones en la empresa, que al final del año anterior llegó a suponer el 1,36% de su cartera pero en 2013 ha pasado a cero.

Lo que no se indica en los documentos es en qué fecha pudo Abelló deshacerse de la inversión. Si lo hizo al inicio del trimestre pudi haber vendido sus acciones por entre 14,3 y 17,99 euros. Sin embargo, si la venta se produjo después de que la compañía hubiera confesado sus problemas (pidió el preconcurso de acreedores el 1 de marzo) las acciones pudieron intercambiarse por debajo incluso de los seis euros.

Las acciones están congeladas desde el 13 de marzo. De no haber vendido antes de esa fecha, Abelló, como el resto de accionistas, hubiera visto su inversión atrapada. La compañía está actualmente en concurso de acreedores y bajo la gestión de la CNMV, que ha nombrado a Deloitte administrador concursal.

Otras posiciones de la Sicav

En el primer trimestre del año, la sicav de Abelló también deshizo las posiciones que tenía en Ferrovial, BME, Iberdrola y Faes Farma, valores en los que a cierre de 2012 tenía confiada una inversión total de 1,80 millones de euros, según los datos de la firma registrados en la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

La sociedad de inversión del empresario redujo un 29% su exposición a la renta variable cotizada española en el tercer trimestre del año, de forma que a cierre de este periodo tenía una inversión en la Bolsa española de 16,3 millones de euros.

Pese a disminuir su apuesta por al mercado español, la sicav del empresario apostó por nuevos valores, en concreto, por ArcelorMittal y Banco Popular, a las que confió casi un millón de euros. Además, reforzó sus inversiones en Vueling, coincidiendo con la OPA lanzada sobre la aerolínea 'low cost' por parte de IAG, y en Almirall.

Por contra, en los tres primeros meses del año Abelló disminuyó sus inversiones en Vidrala, Telefónica, Bodaclik, Endesa, Codere, Banco Sabadell, Banco Santander, BBVA, Acerinox y Rovi. Además, en el primer trimestre mantuvo prácticamente sin variación las inversiones que tenía en Mediaset, Repsol, Fluidra, Europac, Clínica Baviera y Amadeus.

Con todo, al cierre del primer trimestre del año Almirall sustituyó a Ebro Foods como valor 'estrella' de su cartera de inversión en la renta variable española, dado que acaparó un total de 5,7 millones de euros. Después se sitúa Laboratorios Rovi (1,9 millones) y Repsol (1,4 millones de euros).