Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BOLSA WALL STREET EMPIRE STATE

La salida a bolsa del Empire State llega a los tribunales de Nueva York

Fotografía del Empire State Building (i) y del Edificio Chrysler. EFEArchivo Ampliar foto
Fotografía del Empire State Building (i) y del Edificio Chrysler. EFE/Archivo EFE

La salida a bolsa del Empire State Building llegó hoy a los tribunales de Nueva York, donde un juez escuchó por primera vez los argumentos de los inversores que se oponen al plan para que el icónico rascacielos comience a cotizar en Wall Street.

El juez del Tribunal Supremo de Nueva York Peter Sherwood celebró hoy una audiencia en la que un grupo de pequeños inversores solicitaron que bloquee los planes de la familia Malkin, que controla la propiedad del edificio, para seguir adelante con su Oferta Pública de inicial de Venta de acciones (OPV).

Los Malkin pretenden agrupar el histórico rascacielos junto a otra veintena de edificios en una nueva empresa que concentraría los derechos de propiedad, un fondo de inversión en bienes raíces o REIT, y sacar esa firma a bolsa para recaudar hasta 1.000 millones de dólares.

Pero el plan se ha encontrado con la oposición de un buen número de pequeños propietarios del edificio, que alegan que el plan, por el cual Anthony Malkin sería consejero delegado de la nueva empresa, beneficia desproporcionadamente a esa familia y al magnate Harry Helmsley.

Los Malkin aseguran que han conseguido convencer al 75 % de los propietarios del icónico edificio de la Gran Manzana para formar esa nueva empresa y seguir adelante con la salida a bolsa, por debajo del 80 % necesario, aunque el periodo de votación no se ha cerrado todavía.

El magistrado, que aseguró que se pronunciará al respecto de este caso mañana por la tarde a más tardar, también escuchará el jueves los argumentos de un grupo de inversores que se oponen al estreno bursátil del edificio y que interpusieron una demanda colectiva contra los Malkin.

El Empire State Building, de 102 pisos y ubicado en la Quinta Avenida a la altura de la calle 34 de Manhattan, recibe la visita de unos cuatro millones de personas al año que ascienden a lo alto para contemplar desde allí las vistas de la Gran Manzana.