Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
EMPRESAS PESCANOVA

Pescanova recurre el auto que aparta de la administración a su presidente

El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. EFEArchivo Ampliar foto
El presidente de Pescanova, Manuel Fernández de Sousa. EFE/Archivo EFE

Pescanova ha presentado un recurso de reposición ante el Juzgado de lo Mercantil número 1 de Pontevedra que declaró el concurso de acreedores y apartó de la administración a su presidente, Manuel Fernández de Sousa, una decisión esta última que califica de "drástica" y que acarreará "gravísimas consecuencias".

En un comunicado, Pescanova argumenta que, en su resolución, el juez no justifica la sustitución del régimen normal en un concurso voluntario por la suspensión a Fernández de Sousa de las facultades de administración del patrimonio y su delegación a la CNMV, que a su vez ha designado a Deloitte como administrador único.

Abunda la compañía gallega en su comunicado en que, al delegar el juez en el regulador, que no tiene "la menor relación" con las actividades del Grupo Pescanova, "parece" una decisión "pensada exclusivamente para la liquidación" de la empresa.

Critica que, con su decisión, el juez haya dejado "descabezado" un grupo de "la complejidad" de Pescanova, cuya continuidad y posibilidad de asegurar su viabilidad "pone en situación de serio peligro".

Considera que su administración demanda "un conocimiento altamente especializado", "un dominio" de las informaciones y antecedentes del negocio y de la estructura de la compañía, "una larga experiencia cualificada" y "un ágil" proceso de adopción de decisiones.

La compañía gallega aduce que de los datos aportados al juez no se puede acusar a sus gestores de haber dañado el patrimonio social de la compañía ni existe "prueba alguna" de una conducta "lesiva" para sus intereses patrimoniales.

Pescanova alude en su nota a que el grupo "sigue prácticamente intacto" desde que estalló la crisis: sus empresas, barcos, granjas de acuicultura y nivel de empleo "apenas han sufrido merma y siguen funcionando"; se siguen pagando las nóminas y están al día los pagos a la Seguridad Social y a Hacienda.

Unos datos "poco frecuentes" en una empresa concursada que, advierte, "pueden venirse abajo estrepitosamente" si la dirección del grupo "se entrega a alguien que no sepa o no quiera dedicarse al desafío diario: qué, dónde y cuándo se pesca, se cultiva, se transforma o se vende".

Pescanova subraya que desde que en todo este tiempo ha venido informando "transparentemente" a la CNMV sobre "las contingencias" detectadas por los propios administradores.

De la misma manera que ha procedido de forma voluntaria a nombrar a una empresa forense (KPMG) para que haga "un análisis independiente e imparcial" de la situación patrimonial y financiera de la compañía, tal y como aprobó el último consejo de administración.