Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El índice S&P 500 de Wall Street roza también su máximo histórico

El selectivo estadounidense se queda a dos puntos de su cota máxima de 2007

Las Bolsas europeas se suman a la euforia alcista

El Ibex 35 sube un 1,8% de la mano de Telefónica y la gran banca

Dos operadores, en el parqué de Wall Street.
Dos operadores, en el parqué de Wall Street. AP

A dos puntos de su máximo histórico. Así ha cerrado este jueves el índice S&P 500 en la Bolsa de Wall Street. La frontera era de 1.565 puntos que marcó al cierre en octubre de 2007, y solo le han separado dos enteros de esa cota. El Dow Jones ya superó su anterior récord la semana pasada y desde entonces suma diez jornadas de subidas consecutivas. Wall Street encadena 10 cierras al alza, con el Dow Jones por encima de los 14.500 puntos, en la mejor secuencia desde noviembre de 1996.

Los dos índices de referencia del mercado bursátil neoyorquino arrancaron ya la sesión con un alza próxima al medio punto porcentual. En el caso del S&P 500, la remontada se considera que representa mejor la realidad de la economía, porque integra a las 500 mayores firma de EE UU mientras que el Dow Jones está compuesto solo por 30 empresas. El Nasdaq también está en máximos.

Wall Street, sin embargo, está más contento que Main Street. Los datos muestran una mejora del empleo y sector inmobiliario. Pero la tasa de paro sigue a un nivel demasiado alto, próxima al 8%, y el ritmo de crecimiento es insuficiente para acelerar la contratación. El último indicador de confianza empresarial es más optimista, aunque hay dudas a la hora de acelerar la contratación.

Un récord de diez jornadas

Hay que remontarse 16 años para ver una progresión de diez jornadas al alzas consecutivas en Nueva York. Desde el último mínimo hace justo cuatro años, Wall Street dobló en valor. La pregunta, de nuevo, es cuánto margen hay aún para mantener viva una escalada en la que participó muy poco el sector financiero. De hecho, al Dow Jones le costó días atrás cerrar en verde.

Una vez más, la respuesta a corta plazo la dará la intensidad con la que la Reserva Federal y otros banco centrales mundiales sigan imprimiendo dinero para apoyar un crecimiento anémico. El otro punto de atención está en la negociación fiscal en Washington, mientras en Europa tratan de enderezar la crisis de la deuda soberana. Sin olvidar la economía de China.

Las Bolsas europeas se han sumado también este jueves a la euforia que vive Wall Street con importantes subidas, sobre todo en el caso de los parqués de Madrid, que ha avanzado un 1,8% de la mano de Telefónica y la gran banca, y Milán, que ha repuntado un 2,45%. Además, pese a que la deuda no acompañaba, las compras generalizadas en todo el Viejo Continente ha llevado al S&P 600, que agrupa a las principales compañías europeas, a su nivel más alto desde 2008 y, de seguir así y si el Consejo Europeo no da al traste con el optimismo, logrará cerrar su cuarta semana consecutiva al alza.

Más información