Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Tensión en el aeropuerto de Madrid en el primer día de huelga en Iberia

Casi el 100% de los trabajadores convocados al paro secuenda el primero de los quince días de huelga, según los sindicatos

La policía carga contra los manifestantes y hay cinco detenidos y un herido

Los agentes inmovilizan a un manifestante.

La huelga convocada por los sindicatos de Iberia ha arrancado con un seguimiento masivo en su primer día y escasas incidencias de importancia, salvo en el aeropuerto de Barajas, donde la policía cargó contra cientos de manifestantes. Las aerolíneas afectadas, tanto Iberia como las que tienen contratados los servicios de asistencia en tierra (handling) con esta compañía, informaron de la cancelación de 236 vuelos en la primera de las 15 jornadas de paros, como estaba previsto, y del cumplimiento de los servicios mínimos, aunque se registraron numerosos retrasos y algunas cancelaciones de última hora. Los sindicatos, que actúan contra el plan de Iberia de despedir al 19% de la plantilla, cifraron el seguimiento en casi el 100% de los empleados, sin contar los que tuvieron que trabajar para atender los servicios mínimos.

El incidente más destacable del lunes se produjo en Barajas. Cuatro mil trabajadores, según los sindicatos, recorrieron los aproximadamente 10 kilómetros que separan el polígono industrial de La Muñoza, donde están las principales instalaciones de mantenimiento de Iberia, y la T-4. Al llegar allí se encontraron con parte del personal del aeropuerto, que les recibió entre aplausos y gritos de “¡Iberia unida jamás será vencida!”.

Una vez la marcha llegó a las puertas de la terminal, la policía bloqueó con furgonetas los puentes que dan acceso al edificio, pero la presión de los manifestantes les hizo ceder. Tras minutos de creciente tensión, gritos, cánticos y empujones, los trabajadores superaron los furgones de la Policía Nacional. La segunda línea de agentes, en las mismas puertas del edificio, también acabó por ceder, no sin antes estallar en una carga policial que terminó con al menos un detenido.

Cuando los manifestantes lograron entrar en la terminal, los trabajadores que se ocupaban de la facturación de Iberia, Vueling, British Airways y otras compañías abandonaron sus puestos y a los pasajeros con sus equipajes.

Teléfonos para los afectados

  • Iberia ha puesto en marcha un teléfono gratuito para las consultas relativas a la huelga (900 100 480) y mantiene su número de atención habitual (902 400 500). Recomienda a los viajeros que consulten su página web, donde informan sobre los vuelos afectados.
  • La compañía advierte a que quienes hayan comprado su billete a través de una agencia de viajes de que deben ponerse en contacto con esta.
  • Las aerolíneas que han cancelado vuelos porque tenían servicios de tierra contratados con Iberia (Vueling, Iberia Express y Air Nostrum) recomiendan informarse en sus ‘webs’ y también ofrecen números de información. Vueling: 902 808 009; Iberia Express: 902 100 424; Air Nostrum ofrece los mismos números que Iberia. Todas las compañías recuerdan que si se llama desde el extranjero, hay otros números habilitados que se pueden consultar en sus páginas.

Al grito de “¡Yo soy español, español, español!”, los trabajadores se dirigieron a los mostradores de facturación de British Airways. Más tarde fueron al control de seguridad, donde esperaba la Guardia Civil con equipamiento antidisturbios. De nuevo, hubo mucha tensión. La mañana se saldó con cinco empleados de Iberia detenidos, según la Jefatura Superior de la Policía de Madrid.

Por la tarde, la zona de facturación de la T-4 había recuperado la normalidad. Hasta las ocho habían despegado 109 vuelos de Iberia, la totalidad de los que estaban previstos, según informó la aerolínea en un comunicado. Horas antes, la compañía anunciaba que “no se han producido incidencias significativas”. La compañía no dio datos de seguimiento de los paros.

Iberia Express, filial low cost de la empresa, tuvo que cancelar 20 vuelos, tal y como estaba previsto, dado que tiene contratado el handling con la aerolínea de bandera. Vueling, también participada por Iberia, aseguró que sus vuelos operaron con normalidad (se cancelaron 73), aunque se registraron retrasos, sobre todo en Sevilla. No todas las cancelaciones estaban previstas. Al menos ese fue el caso de dos vuelos de Air Nostrum que tenían que volar de Bilbao a Santiago de Compostela y Valencia.

El desafío de los sindicatos a Iberia acaba de empezar. Esta semana hay convocadas huelgas hasta el viernes. En total, está prevista la cancelación de 1.200 vuelos de Iberia, Vueling, Air Nostrum e Iberia Express para estos cinco primeros días. También hay paros convocados entre el 4 y el 8 de marzo y el 18 y el 22 de marzo. Los pilotos, que se mantienen al margen de las protestas esta semana, se unirán a las de marzo.

Todos se movilizan contra los planes de Iberia de despedir a 3.800 empleados (19% de la plantilla), recortar los salarios de la plantilla y reducir en un 15% las rutas este año. El objetivo declarado por la empresa es salir de las pérdidas, que entre enero y septiembre del año pasado alcanzaron los 262 millones de euros. Para los sindicatos, el verdadero objetivo es el desmantelamiento de Iberia en favor de British Airways, con quien se fusionó en 2011 a través del holding IAG, algo que niega de plano la compañía.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información