Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Competencia pedirá información sobre el tope a los depósitos al Banco de España

La CNC seguirá estudiando la decisión del Banco de España y no descarta tomar medidas

Pedirá también datos a las entidades que han bajado sus depósitos por si hay indicios de pacto

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha resuelto pedir información al Banco de España y a las entidades para investigar si el tope a los depósitos fijados verbalmente por el regulador, del 1,75% a un año, presenta indicios de conductas anticompetitivas al limitar las ofertas que pueden hacer los bancos y antiguas cajas para captar el ahorro de sus clientes. El supervisor puso en el orden del día de su reunión ordinaria de este miércoles la decisión del Banco de España, pero a tenor del comunicado hecho público tras el encuentro, pasará un tiempo en que llegue a alguna conclusión.

"La CNC adoptará las medidas que considere oportunas, contempladas en la Ley 15/2007 de Defensa de la Competencia (LDC), procediendo, en su caso, a requerir información a los operadores financieros implicados y al Banco de España como supervisor del sector", ha indicado Competencia en un comunicado.

Un portavoz de la CNC ha explicado además a Europa Press que el organismo ha trasladado este tema a la Dirección de Investigación, que será el encargado de analizar las limitaciones. "En caso de que se encontraran indicios de conductas anticompetitivas, la Comisión Nacional de la Competencia procedería a incoar un expediente sancionador", subraya el supervisor.

"El tope a los depósitos se va a analizar con mayor profundidad", ha precisado el portavoz. Según fuentes del sector, el gobernador Luis María Linde pretende frenar la conocida como guerra del pasivo fijando topes a las rentabilidades ofrecidas en depósitos, pagarés, cuentas de ahorro y bonos. Desde el Banco de España se insiste en que no se ha remitido "ninguna" comunicación escrita a las entidades.

El organismo regulador que dirige Luis Linde, según fuentes financieras, avisó de manera verbal a las grandes entidades de que los nuevos depósitos no podrían remunerarse con más de un punto por encima del tipo oficial del BCE. Ese tipo ahora está en el 0,75%, lo que significa que el pago máximo a los ahorradores podría ser del 1,75% a 12 meses, del 2,25% a 24 meses y del 2,75% a 36 meses. Para aquellos bancos que quisieran sobrepasar ese umbral, se les requeriría más capital a cambio. Como consecuencia, buena parte de las entidades han adaptado sus depósitos a esos límites. El Banco de España rechaza aclarar esa exigencia ni sus detalles.