Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
BRASIL INDUSTRIA

Brasil prorrogará el programa de estímulo a las inversiones en la industria

Según la mandataria, para el desarrollo del país "una industria competitiva es una cuestión central" y citó que para alcanzar ese objetivo el Banco Central redujo la tasa de interés hasta el 7,25 por ciento anual, "un nivel sin precedentes" en el país. EFEArchivo Ampliar foto
Según la mandataria, para el desarrollo del país "una industria competitiva es una cuestión central" y citó que para alcanzar ese objetivo el Banco Central redujo la tasa de interés hasta el 7,25 por ciento anual, "un nivel sin precedentes" en el país. EFE/Archivo EFE

La presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, anunció hoy que su Gobierno prorrogará hasta finales de 2013 el Programa de Sustentación de Inversiones (PSI) como un estímulo para la industria que, según dijo, todavía no se ha beneficiado de todas las medidas implementadas para fomentar el crecimiento.

"Varias medidas que tomamos en 2012 todavía no han surtido el efecto completo, pero tenemos la seguridad de que se van a extender en el sistema económico", dijo Rousseff en el discurso de apertura del Séptimo Encuentro Nacional de la Industria celebrado en Brasilia.

Posteriormente a las palabras de la presidenta, el ministro de Hacienda, Guido Mantega, detalló las medidas del plan entre las que destaca la reducción de los intereses a largo plazo cobrados por el Banco Nacional de Desarrollo (BNDES), principal institución de fomento del Gobierno brasileño.

Mantega precisó que el tipo de interés de referencia en el largo plazo (TJLP), pasará del 5,5 % actual al 5 % a partir de enero del próximo año, su menor nivel histórico, según la estatal Agencia Brasil.

El ministro agregó que el PSI dispondrá de un presupuesto de 100.000 millones de reales (unos 47.687 millones de dólares) el próximo ano, de los que un montante de 85.000 millones de reales (40.534 millones de dólares) serán recursos propios del BNDES.

Los 15.000 millones de reales restantes (unos 7.177 millones de dólares) procederán de la liberación de las reservas no remuneradas del coeficiente de caja de los bancos, porcentaje de los depósitos de la banca comercial que deben guardarse en el Banco Central del país.

Mantega dijo que el objetivo del Ejecutivo es estimular las inversiones para que avancen un 8 por ciento el próximo año y apuntalen un crecimiento de la economía del 4 por ciento en 2013.

Durante trece meses consecutivos, la producción industrial brasileña pasó por un período de contracción que fue interrumpido en octubre pasado, cuando se registró un avance del 2,3 por ciento frente al mismo mes de 2011 y del 0,9 por ciento con respecto a septiembre de este año.

"Es verdad que tuvimos un desarrollo bastante precario de la industria, pero también es verdad que se está recuperando", afirmó Rousseff ante 1.500 empresarios y líderes sindicales.

La presidenta consideró la reducción del tipo básico de interés y la depreciación del real frente al dólar como factores "favorables" para el sector industrial.

"Hoy tenemos un 'mix' (mezcla) de cambio e intereses mucho más favorable al desarrollo productivo", señaló la jefa de Estado, quien también destacó la ampliación de recursos para la educación hechos por su Gobierno y el empeño para reducir el coste de las tarifas de energía como aspectos "fundamentales" para incentivar la producción industrial.

"Todo lo que coloquemos en la educación es inversión para el momento presente y ahorro para el Gobierno futuro", subrayó Rousseff, quien vetó el pasado viernes uno de los artículos de la nueva ley de reparto de plusvalías petroleras para garantizar los contratos ya firmados y destinar más recursos al sector educativo.

Durante el encuentro, la Confederación Nacional de la Industria (CNI) entregó a Rousseff un documento con 101 medidas propuestas para la "modernización laboral", entre ellas facilitar la entrada al país de profesionales extranjeros cualificados debido a la escasez de mano de obra especializada en algunos sectores.