Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
UE AGRICULTURA

España pide a la CE más vigilancia de controles aduaneros al tomate marroquí

La organización agraria COAG Almería reparte  20.000 kilos de calabacín, tomate y judía en protesta por las consecuencias "negativas" del acuerdo entre la UE y Marruecos. EFEArchivo Ampliar foto
La organización agraria COAG Almería reparte 20.000 kilos de calabacín, tomate y judía en protesta por las consecuencias "negativas" del acuerdo entre la UE y Marruecos. EFE/Archivo EFE

El ministro español de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, insistió hoy a la Comisión Europea (CE) en la necesidad de que vigile la actuación de las aduanas de la UE ante las importaciones de tomate marroquí, debido a la bajada del precio de ese producto en noviembre.

"España ha instado a la Comisión para que vigile el correcto funcionamiento de las aduanas comunitarias y para que se compruebe que se han liquidado de verdad los derechos arancelarios específicos", informó Arias Cañete al término del consejo de titulares de Agricultura de la UE celebrado hoy en Bruselas.

El consejo debatió la situación del tomate a petición de España, cuya preocupación por el desplome de los precios fue compartida por Francia, Italia, Grecia, Polonia, Hungría, Malta, Eslovaquia, Portugal y Austria, apuntó el ministro español.

Explicó que, según el protocolo del acuerdo agrícola con Marruecos, cuando el precio de entrada del tomate marroquí dentro del contingente autorizado de 285.000 toneladas bajase de los 46,1 euros por 100 kilogramos habría que aplicar "derechos arancelarios específicos".

Además, recordó que, cuando estuviera por debajo del 92 % del precio de entrada autorizado y "bajara de 42,4 euros por 100 kilos, el derecho específico a aplicar sería un derecho importante de 29,8 euros por cada 100 kilos".

"Lo que ha ocurrido es que durante octubre es verdad que los precios de importación han estado siempre por encima del precio de entrada, pero desde el 1 de noviembre se han situado por debajo, con un mínimo de 36 euros, y sólo han empezado a recuperarse a partir del 20 de noviembre", afirmó.

Así, señaló, "le hemos solicitado a la Comisión que compruebe el funcionamiento de las aduanas comunitarias sin perjuicio de que los Estados miembros deban ejercer ese control".

Desde su punto de vista, "estadísticamente la Comisión puede controlar cuáles han sido los volúmenes importados, cuáles han sido los precios y cuáles han sido los derechos liquidados".

España considera que la bajada continuada del precio durante 20 días "es indicativo de que posiblemente no se hayan aplicado con todo el rigor en todas las aduanas comunitarias los derechos arancelarios específicos".

Por ese motivo, ha solicitado más controles y que Bruselas se pronuncie entonces sobre "si el sistema ha funcionado o no correctamente", indicó.

Por su parte, el comisario europeo de Agricultura, Dacian Ciolos, dijo en una intervención en el debate con los ministros que "Marruecos respeta las disposiciones reglamentarias del acuerdo" agrícola, informó su oficina de prensa.

Para el comisario, la situación del mercado es "tensa, pero lejos de ser rara en este periodo del año", y recordó que la "bajada tradicional" de precios comienza en noviembre como resultado de la llegada al mercado europeo de productos marroquíes y españoles.

Apuntó que, "si los precios a la importación (valor a tanto alzado a la importación) son inferiores al nivel previsto por el acuerdo, es decir 46,1 euros por 100 kilogramos, se exigen derechos de aduanas adicionales".

"Las aduanas de los Estados miembros son competentes y responsables de la implementación del dispositivo reglamentario europeo", resaltó, para subrayar que el reglamento de aplicación del acuerdo "garantiza un seguimiento preciso y transparente" de las cantidades importadas desde Marruecos.

Puntualizó que "este nuevo sistema de control garantiza que las cantidades máximas mensuales de importación sean respetadas".

"Pasados los primer diez días de noviembre durante los cuales los precios descendieron por debajo de los 46 euros por 100 kilogramos, éstos empezaron a remontar", declaró Ciolos.

Añadió que el precio de las importaciones del tomate procedente de Marruecos era de 46,6 euros por cada 100 kilos el pasado día 22 y que sigue subiendo.

Fuentes comunitarias señalaron que la CE "seguirá vigilando de cerca la situación del mercado", aunque precisaron que las cifras recibidas de las autoridades de aduanas de los Estados miembros "no muestran los problemas" descritos hoy por los ministros europeos.