Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
REFORMA FINANCIERA

La banca de inversión ayudará a atraer inversores extranjeros al "banco malo"

Monedas de dos euros recién acuñadas en el Staatliche Muenze en Berlín (Alemania). EFEArchivo Ampliar foto
Monedas de dos euros recién acuñadas en el Staatliche Muenze en Berlín (Alemania). EFE/Archivo EFE

Cinco grandes bancos de inversión comenzarán a trabajar el próximo lunes para atraer inversores extranjeros al "banco malo", aunque la puesta en marcha de la sociedad está garantizada con las entidades españolas.

Según han asegurado fuentes del Fondo de Reestructuración Bancaria Ordenada (FROB), el lunes se lanzará un plan con cinco bancos de inversión para mejorar los contactos con potenciales inversores extranjeros.

Las mismas fuentes aseguran que hay bastantes inversores extranjeros que han mostrado interés por entrar en el "banco malo" y se mantiene el objetivo de que aporten unos 500 millones, el 10 % de los 5.000 millones necesarios para el funcionamiento de la sociedad.

Lograr esa cifra por parte de los inversores internacionales sería bueno para dar credibilidad al proyecto, pero no es imprescindible para que el "banco malo" pueda funcionar porque "el proyecto está asegurado", han explicado las mismas fuentes.

Los inversores internacionales están más interesados en la compra de activos y además han mostrado interés por estar cerca de la toma de decisiones dentro del "banco malo".

En cualquier caso, "estamos seguros de que (la sociedad) puede constituirse con la voluntad de los inversores nacionales", por los contactos que mantienen con los bancos y aseguradoras nacionales.

La previsión sigue siendo que en diciembre el "banco malo" empiece a operar y deberá tener un volumen de recursos propios de 3.900 millones para poder recibir los activos de las entidades en manos del Estado -Bankia, CatalunyaBanc, Novagalicia y Banco de Valencia-.

De los 3.900 millones, aproximadamente un 55 % lo aportarán los inversores privados, lo que equivale a unos 2.200 millones de euros, con el objetivo de garantizar que la mayoría del capital de la sociedad esté en manos privadas.

Posteriormente, las entidades no nacionalizadas pero que reciban ayudas transferirán también sus activos problemáticos, para lo que serán necesarios alrededor de otros 1.000 millones si finalmente el "banco malo" tiene un volumen de unos 62.000 millones.

Las fuentes han asegurado que el Banco Santander, BBVA y CaixaBank están interesados en dar financiación a quienes quieran comprar activos inmobiliarios del "banco malo", principalmente grandes inversores, a precios de mercado.