Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS PORTUGAL

La coalición lusa de Gobierno se muestra unida y garantiza los presupuestos

El ministro de finanzas de Portugal, Vitorr Gaspar. EFEArchivo Ampliar foto
El ministro de finanzas de Portugal, Vitorr Gaspar. EFE/Archivo EFE

Los democristianos del Centro Democrático y Social-Partido Popular (CDS-PP), que cuentan con 24 de los 230 diputados, pusieron fin hoy a varios días de especulaciones al anunciar que votarán a favor de los polémicos presupuestos.

Las criticas al exceso de austeridad en Portugal por parte de varios dirigentes de ese partido habían creado incertidumbre sobre la continuidad de la coalición de Gobierno y la aprobación de las medidas de austeridad que deberá aplicar el año próximo Portugal para cumplir las exigencias de su rescate financiero.

El CDS-PP se sumó a las muchas críticas a los presupuestos lanzadas no solo desde la oposición de izquierda y los sindicatos, sino también por la patronal y destacadas figuras conservadoras.

En declaraciones a los medios lusos desde Bucarest, donde asistía a una reunión del Partido Popular Europeo, el primer ministro Pedro Passo Coelho aseguró hoy que "el Gobierno no está para caer".

Mientras, en un debate parlamentario celebrado hoy en Lisboa varios ministros lusos defendieron los duros ajustes incluidos en los "difíciles" presupuestos, que consideraron esenciales para que el país se mantenga en el euro.

El ministro luso de Asuntos Parlamentarios, Miguel Relvas, avisó en una tensa sesión de que "no hay espacio para ánimos débiles" por "la camisa de fuerza" que suponen las condiciones del préstamo de 78.000 millones de euros concedido en mayo del año pasado a Portugal por la UE y el Fondo Monetario Internacional (FMI).

El ministro recordó que se necesita la financiación exterior para sostener los gastos del Estado y criticó la gestión económica del Gobierno socialista que perdió el poder en las elecciones anticipadas celebradas dos meses después de pedir el rescate,

También el ministro de economía, Álvaro Santos Pereira, reconoció los sacrificios que deberán hacerse el próximo año y los consideró una "factura del pasado", en alusión a los seis años de gobernación socialista.

El proyecto presupuestario del Gobierno, entregado el lunes al Parlamento, recoge un fuerte aumento de impuestos, que incrementan en un treinta por ciento la carga fiscal media de los portugueses, y nuevos recortes de gastos, inversiones, salarios, pensiones y servicios del Estado.

Aunque había mostrado su disconformidad con la subida de la presión impositiva, el CDS-PP anunció hoy en un comunicado que votará a favor de los presupuestos por considerar que el país no puede tener una crisis política.

Debilitar la coalición de Gobierno que encabeza el partido Social Demócrata de Passos Coelho (PSD, con 108 diputados) agravaría todavía más la situación económica y social del país, según el CDS-PP, que lidera el actual ministro de Exteriores, Paulo Portas.

Varios diputados democristianos, entre ellos uno de sus vicepresidentes, José Manuel Rodrigues, hicieron público esta semana su rechazo al presupuesto y defendieron el voto en contra, lo que habría puesto en peligro tanto la aprobación del documento como el acuerdo entre los partidos en el poder.

Pero en su comunicado, los democristianos justificaron hoy el voto a favor por un acto de "responsabilidad" ante el país, que sin esos presupuestos incurriría en "incumplimiento" de los compromisos de su rescate.

No obstante el CDS-PP advirtió de que pretende "contribuir a mejorar aspectos de la propuesta presupuestaria" en los debates legislativos, y hoy Passos Coelho admitió conciliador desde Bucarest que el Parlamento tiene los poderes para hacerlo.

El presupuesto luso para 2013 debe someterse a varios debates y votaciones entre finales de este mes y de noviembre próximo.