Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS PROTESTAS

Miles de personas rechazan con caceroladas el pago de una deuda "ilegítima"

Varias personas durante la manifestación-cacerolada internacional. Ampliar foto
Varias personas durante la manifestación-cacerolada internacional. EFE

En Madrid, miles de personas han asistido a esta protesta, convocada con el lema "No debemos, no pagamos, de nosotros depende", que está enmarcada en la campaña mundial "Global Noise-Ruido Global" contra las desigualdades y la opresión de "un sistema injusto que pone al capital por delante de las personas".

El acto, que se ha desarrollado entre la Plaza de Emilio Castelar y la Puerta del Sol y que ha contado con muchos representantes del Movimiento 15-M, se ha iniciado con una cacerolada frente a la sede del Parlamento Europeo en España.

Al llegar a Cibeles, un grupo de doce personas se han desnudado y otras se han quedado en ropa interior en un círculo que han rodeado de papel celofán para rechazar los recortes y el impacto de la deuda española en la política de ajustes emprendida por el Gobierno.

Levantando las manos han coreado consignas como "El pueblo unido jamás será vencido" o "Manos arriba, esto es un atraco", así como "Esta deuda no la pagamos", "La lucha sigue cueste lo que cueste" y "No es una crisis, es una estafa".

Cuando los participantes en la protesta, entre los que había gente de todas las edades, han llegado al Ministerio de Economía, en la calle Alcalá, han detenido la marcha y han gritado otras frases como "No nos representan".

Los manifestantes han llegado a la Puerta del Sol dos horas después del inicio de la marcha, donde aún permanecen.

Teresa Gómez, una economista de 60 años, que iba en la cabecera de la manifestación, ha comentado: "El Gobierno nos ha hecho una auténtica operación de trileros, por la que la deuda de los bancos se ha convertido en deuda tuya y mía sin comerlo ni beberlo".

Una representante de la Plataforma por la Auditoría Ciudadana de la Deuda, una de las organizaciones que han secundado la protesta, ha destacado que la deuda es el instrumento que tiene el sistema para "esclavizar a los pueblos y hacerles pagar con recortes sociales una reforma laboral o subidas de impuestos".

Gran número de personas en la puerta del Sol de Madrid durante la manifestación-cacerolada internacional contra las desigualdades que la plataforma ampliar foto
Gran número de personas en la puerta del Sol de Madrid durante la manifestación-cacerolada internacional contra las desigualdades que la plataforma "Re-acción Ciudadana" ha convocado esta tarde en la capital bajo el lema "No debemos. No pagamos", para mostrar el rechazo al pago de la deuda. EFE

En otras ciudades españolas también ha habido concentraciones, como en Barcelona, donde unas 1.500 personas, según la Guardia Urbana, se han reunido en la plaza Catalunya para inflar tres globos gigantes que simulaban tres bombas con las inscripciones "deuda", "mecanismo de estabilidad europeo" y "movimiento 13-0".

Varias personas durante la manifestación-cacerolada internacional contra las desigualdades que la plataforma ampliar foto
Varias personas durante la manifestación-cacerolada internacional contra las desigualdades que la plataforma "Re-acción Ciudadana" ha convocado esta tarde en la capital bajo el lema "No debemos. No pagamos", para mostrar el rechazo al pago de la deuda. EFE

"Que se joda la troika". "1940, 70 millones de muertos. 2012 ¿cuántos muertos?" son los lemas de algunos de los carteles.

Un millar de personas han secundado la protesta en Vigo en contra del pago de la deuda "odiosa" e "ilegítima", así como varios centenares se detuvieron ante la sede del PP en Gijón y de entidades bancarias en contra de la política de recortes del Gobierno, unas protestas a las que se sumaron otras ciudades como Toledo y Santander.

En la Comunidad Valenciana también han tenido lugar protestas con representantes del Movimiento 15-M, y la plaza del Ayuntamiento de la ciudad de Valencia ha acogido una cacerolada en la que, al grito de "no debemos, no pagamos", decenas de valencianos han mostrado su oposición a los rescates, las ayudas a la banca, los recortes y las privatizaciones.

Varios centenares de personas se han manifestado también en Murcia, Alicante, Valladolid y Zaragoza.