Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CULTURA IVA

El presidente del Consejo de Artes catalán cree que el aumento del IVA invita a no ir al teatro ni al cine

Fachada del Teatro Español en Madrid. EFEArchivo Ampliar foto
Fachada del Teatro Español en Madrid. EFE/Archivo EFE

En entrevista con Efe, Duarte ha manifestado no comprender por qué el gobierno ha decidido un aumento del IVA que, en algunos productos culturales y del mundo del espectáculo, supondrá pasar del 8 al 21 por ciento.

"No entiendo por qué se ha tomado esta medida", ha señalado Duarte, que ha añadido: "Cuando piensas en las motivaciones, no te vienen ideas muy alentadoras. ¿Por qué hacer daño a diferentes profesiones que ya tienen una situación francamente precaria?".

A su juicio, una medida de estas características "tan radical, sustancial en ámbitos como los del teatro o el cine, es una invitación muy contundente a que se deje de ir, lo que es inaceptable".

Para Duarte, se está castigando a un sector que ya tiene una situación complicada. "Me preocupan los actores o los músicos, gente que no puede vivir del aire, que no son multimillonarios, que comen como todo el mundo. Un hombre que toca una viola de gamba en una orquesta no es un millonario", apostilla.

Respecto al hecho de que este incremento impositivo no se aplique al ámbito de los toros, el presidente del CoNCA se muestra sorprendido e incómodo con ello y, aunque dice no querer entrar a descalificar ese mundo, le parece "un trato injustificadamente discriminatorio. No hay ninguna razón objetiva que justifique ese trato", agrega.

Además, entiende que haya quien lo considere una fiesta nacional, pero subraya que para él también lo son el teatro o los conciertos. "Para mi -prosigue-, un concierto no es menos trascendente que para un apasionado de la tauromaquia una corrida de toros".

Por otra parte, Carles Duarte señala que es necesaria, "como el aire que respiramos", una nueva ley de mecenazgo ante la reducción de los presupuestos públicos en materia de cultura, con la que tampoco se muestra de acuerdo.

En este sentido, subraya que, aunque la situación sea "delicada y compleja, no se puede tratar a la cultura como un hecho secundario. En momentos en los que parece que todo se hunde, la salida está en el fundamento de lo que somos, nuestra cultura, nuestra educación".

Además, apuesta por una alianza entre el sector público y el sector privado. "Nos jugamos todos demasiado -agrega- y, si hay dinero desde la empresa privada que pueda ir a la Cultura, pues que vaya".