Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
NOVAGALICIA BANCO

Novagalicia Banco se impone un decálogo y pide perdón por "cosas que se hicieron mal"

El presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano (i), y el consejero delegado, César Bueno, en Santiago de Compostela. Ampliar foto
El presidente de Novagalicia Banco, José María Castellano (i), y el consejero delegado, César Bueno, en Santiago de Compostela. EFE

El presidente del banco, José María Castellano, y su consejero delegado, Cesar González-Bueno, explicaron en conferencia de prensa el contenido del decálogo, que denominan "Nuestro compromiso con Galicia", y las razones para pedir perdón.

Sobre éstas, González-Bueno explicó que se centran en la venta de participaciones preferentes, en inversiones sin la prudencia precisa y en las indemnizaciones a exdirectivos, asuntos que, entre otros, se recogen en el decálogo, que se publicará el próximo jueves en la prensa gallega, como colofón de una campaña.

El consejero delegado informó de que el primer punto es su apuesta por la solvencia, de la que dijo que "no queda ninguna duda. No la había antes -agregó- y mucho menos ahora, después de la publicación del MOU (el memorando de la UE para la ayuda al sistema bancario español) y todos los compromisos que están sobre la mesa".

Novagalicia Banco se compromete, además, a vender "solo productos sencillos y fáciles de entender" y su directivo explicitó que "no cabrán aquí productos como las preferentes".

El tercer apartado del decálogo se refiere a la austeridad y transparencia, sobre lo cual González-Bueno abundó que "esto ha afectado ya y afectará en el futuro a las retribuciones y todo tipo de compensaciones, tanto en su importe como en su transparencia".

El decálogo recoge también el apoyo a las empresas gallegas y la creación de empleo, algo que -resaltó el directivo- ha empezado ya con el plan pymes, "que supone -dijo- un esfuerzo por financiar un 10 por ciento más de lo que hicimos durante el año 2011 a las empresas gallegas".

La atención a las familias y financiación de sus proyectos, con hipotecas y créditos al consumo, y la reducción de las comisiones son otros dos compromisos recogidos en el decálogo.

La entidad se compromete asimismo a reinvertir en Galicia el ahorro gallego, "cosa que no siempre ha ocurrido", apostilló González-Bueno.

El octavo y noveno punto se refiere a la atención al cliente y la flexibilización de los préstamos a los que tengan dificultades, como una medida "en interés" de los clientes, pero también de la entidad.

Finalmente, el último apartado del decálogo reza: "Aspiramos a ser el mejor banco nacido de una caja".