Rajoy anuncia nuevas “medidas difíciles” para este año sin precisar cuáles

El líder de la CEOE pide al presidente del Gobierno una nueva reforma laboral

Rajoy, aplaudido tras su intervención en la clausura de la asamblea general de la CEOE.
Rajoy, aplaudido tras su intervención en la clausura de la asamblea general de la CEOE.Gorka Lejarcegi

La maquinaria de las reformas no se ha detenido. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha anunciado nuevas medidas económicas. “Pronto, a lo largo de este año”, ha proclamado ante un auditorio propicio, los empresarios que integran la asamblea de la CEOE. Pero no ha precisado más. Solo ha dicho que serán "difíciles" y que está dispuesto a “corregir lo que haya que corregir y reformar lo que haya que reformar”.

Rajoy, en cambio, sí que ha pedido concreción a los socios comunitarios sobre las medidas a tomar para salvar el euro y afrontar la crisis bancaria y de deuda soberana. “El mensaje político debe ser contundente y el calendario de integración claro”, ha reclamado, poco después de haber señalado uno de sus objetivos: “una agencia europea de deuda y emisiones conjuntas”. Es decir, eurobonos.

"Se requieren acciones decididas y valientes, no solo a nivel interno también en la UE. La situación en Europa está en el punto de mira de los mercados, las tensiones aumentan y ello ya está afectando al crecimiento de la UE. De no revertirse, tendría consecuencias sobre los países de la Unión", ha advertido.

Antes de hablar Rajoy lo ha hecho el presidente de la CEOE, Juan Rosell. El líder patronal ha sido mucho más concreto que el presidente del Gobierno. En una intervención asentada en los datos, Rosell ha reclamado otra reforma laboral. Ha valorado la que el Congreso de los Diputados va a sancionar definitivamente esta semana. A continuación ha puesto el ejemplo de Alemania, donde el canciller Schröder desarrolló una reforma laboral en cuatro fases entre 2002 y 2005, la llamada reforma Hartz.

“Aunque, la reforma laboral ha sido profunda y es un primer esfuerzo y habrá que evaluar su impacto para continuar reformando, hasta conseguir que el mercado de trabajo español sea uno de los más flexibles de Europa”, ha dicho. El presidente del Gobierno no ha recogido el guante. En su discurso ensalzó la reforma pasada, de la que dijo que buscaba reducir la diferencia de protección entre trabajadores fijos y temporales e incentivar la contratación indefinida, algo que todavía no se ha producido.

Rajoy exige a los líderes de la UE un "mensaje político" y un "calendario concreto"

En su discurso, el líder de la patronal trató de minimizar el problema del paro: “Sería bueno que cuando hablamos de paro en España, y lo comparamos con otros países, hiciéramos algunas observaciones: uno, nuestras cifras recogen como desempleados a los prejubilados; dos, el uso del contrato a tiempo parcial es la mitad que en Alemania; tres, nuestra tasa de actividad femenina ha subido 18 puntos en 30 años; cuatro, de los 10 millones de extranjeros que entraron en la UE 15 (los integrantes del euro) entre 1998 y 2008, el 50% vinieron a España”.

Rosell también ha puesto deberes a los suyos, los empresarios, que se pusieran a la vanguardia de la negociación colectiva. “Es uno de los grandes compromisos que la CEOE y sus organizaciones deben asumir”, ha expuesto.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50