Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Inditex compra el edificio que ocupa Zara en el centro de Londres por 192 millones

El inmueble acoge ya la tienda estrella de Zara en la capital británica

Está ubicado en una de las calles comerciales de referencia en el mundo

Tienda de la cadena Zara en Londres (Reino Unido).
Tienda de la cadena Zara en Londres (Reino Unido).

La empresa española Inditex, propietaria de Zara y líder mundial del sector textil, ha comprado por 155 millones de libras (unos 192 millones de euros al cambio actual) un edificio situado en la esquina de las calles Oxford y New Bond de Londres, una zona considerada como la arterial comercial del centro de la capital británica, según ha informado el grupo fundado por Amancio Ortega en un comunicado.

El número 333 de Oxford Street, se trata de un inmueble de cuatro plantas, acristalado, donde Zara, la principal marca de Inditex, tiene su tienda insignia en la capital británica, así como oficinas instaladas en los pisos superiores. En concreto, el edificio tiene 7.000 metros cuadrados, de los que 3.155 metros son superficie comercial y otros 3.855 metros cuadrados corresponden a espacio de oficinas alquilado a terceros.

El grupo indica en el comunicado que la adquisición del inmueble, que hasta ahora era propiedad del gestor alemán de fondos Deka, "permite aprovechar una oportunidad única en el mercado" y "consolidar la presencia de Inditex en uno de los principales destinos de moda del mundo". El periódico The Sunday Times informaba este fin de semana que era el propio Ortega quien había adquirido el inmueble.

En Nueva York, otra insignia

Inditex no acostumbra a tener en propiedad los locales donde operan sus tiendas. Sin embargo, hace excepciones si los locales son especiales. Por ese motivo, el grupo presidido por Pablo Isla se hizo a principios de año con una espectacular tienda en el 666 de la Quinta Avenida de Nueva York. Instaló allí su tienda insignia en Estados Unidos. Pagó 324 millones de dólares (unos 250 millones de euros). Inditex se enteró de que el anterior contrato estaba cerca de vencer y presentó una oferta antes de que el local saliese al mercado.

Tras esta operación, de hecho, Inditex insiste en que su estrategia de expansión "se mantiene centrada en la apertura de tiendas en régimen de alquiler". En Reino Unido gestiona 96 locales, con una importante presencia en Londres tanto de Zara como de Massimo Dutti, Pull&Bear, Bershka y Zara Home.

Inditex terminó su primer trimestre fiscal con una facturación de 3.416 millones y un beneficio de 432 millones, un resultado trimestral récord para un inicio de año. La compañía tiene además una posición financiera muy sólida: con una deuda prácticamente inexistente y la caja llena, dispone de 3.563 millones de euros. Ante la pregunta de un analista sobre dónde invertían su dinero, Ignacio Fernández, director general de finanzas, apuntó la semana pasada que el dinero está "en fondos, invertido en deuda soberana de muy alta calidad" y en inversiones "muy prudentes".