Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El horizonte de nuevas elecciones en Grecia precipita la caída de la Bolsa

El Ibex cae un 1,6% al cierre y se coloca en 6.700,7 puntos, en niveles de junio de 2003

La prima de riesgo sube hasta 487 puntos básicos al final de la jornada

Grecia se ha convertido de nuevo en el argumento de los inversores para mantenerse alejados de los mercados. Los titubeos de la mañana se han convertido en claras órdenes de venta, tanto en renta variable como en deuda, a partir del anuncio de que habrá nuevas elecciones en el país heleno -previsiblemente en junio- tras el fracaso del enésimo intento de formar un Gobierno estable. Tras una mañana de titubeos, poco después de las 15.00, el Ibex precipitaba su descenso hasta el 2,27% y se situaba en 6.654,2 puntos. Al cierre de la sesión ha recortado las pérdidas hasta el 1,6%, hasta 6.700,7 puntos, nivel en el que el indicador se encontraba en junio de 2003.

La prima de riesgo, exceso de rendimiento que se exige al bono español a 10 años respecto a su equivalente alemán, también ha encontrado una excusa para escalar hasta 489 puntos básicos, aunque no ha proseguido el ascenso y ha terminado el día en 487.

La jornada había empezado con un bálsamo para los mercados europeos, tras las turbulencias de ayer, en el anuncio de que la economía alemana creció un 0,5% en el primer trimestre, por encima de lo que se esperaba. El dato ha sorprendido favorablemente a los inversores, que esperaban un aumento del PIB del 0,1% (tras una caída del 0,2% en los tres últimos meses de 2011) y ha compensado las notas grises del día: el nulo crecimiento de Francia entre enero y marzo, a pesar de que creció ligeramente en los tres meses previos, y las contracciones de Italia (-0,8%), Holanda (-0,2%) y Portugal (-0,1%).

Pero el estímulo no ha sido suficiente en la Bolsa española para compensar las fuerzas que actúan como lastre de las cotizaciones: la posibilidad de que Grecia acabe por abandonar la eurozona y la desconfianza en la situación real de los balances bancarios.

Los mercados no acaban de creer que las cuatro reformas encaminadas a sanear los balances del sector en los últimos cuatro años (las dos últimas este mismo año) sean suficientes para que se recupere la confianza en el sector. "No sé para qué se han molestado", ha explicado a Bloomberg Olly Burrows, analista de crédito de Rabobank International. "Muchos esperaban un gran anuncio de un banco mal y todo se quedó realmente en más provisiones para parte de la cartera inmobiliaria". Según Burrows, no es descartable una nueva ronda de provisiones.

El resto de las plazas europeas han aguantado las subidas de la apertura con el sostén del dato de crecimiento alemán hasta el anuncio del fracaso en la formación de Gobierno en Grecia y el horizonte de una nuevas elecciones. Londres ha cerrado con una caída del 0,51%, París ha cedido un 0,61%, Fráncfort un 0,79% y Milán un 2,54%.

Más información