Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cañete negocia con las comunidades sobre la política agraria europea

El Ejecutivo y las comunidades buscan una propuesta conjunta ante la UE

Bruselas se halla inmersa en una de las reformas más complejas: la de la Política Agraria Común (PAC). España, junto con Francia, es el socio de la Unión Europea que más se juega en esta reforma que supone el reparto de 5.500 millones en ayudas y subvenciones al sector en toda Europa. Así que el Ministerio de Agricultura quiere cargarse de razones y aunar fuerzas, para lo que negocia con las comunidades autónomas una propuesta de reforma de la PAC.

 El criterio de partida del PP, una vez en el Gobierno ha cambiado. La secretaria general de Agricultura, Isabel García Tejerina, espera defender el mantenimiento de los fondos contemplados en la propuesta. Sin embargo, cuando los estaban en la oposición consideraban que éstos eran unos recursos insuficientes. Hoy se estima que garantizar hasta 2020 lo conseguido hasta 2013 sería un éxito.

España rechaza nuevas imposiciones medioambientales. Para García Tejerina, los agricultores ya cumplen con de exigencias en esa materia y no sería justo introducir nuevas.

Desde el Ministerio de Agricultura se propugna la puesta en marcha de nuevos mecanismos para la regulación de los mercados para evitar situaciones de crisis de precios y hundimiento de rentas, como sucede en este momento con el olivar. Además, el departamento de Cañero aboga por una mayor simplificación de los procesos para percibir las ayudas y más apoyos para el mantenimiento de las explotaciones ganaderas sin tierra de las que ya perciben en la actualidad.