Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los beneficios de Vueling se reducen un 77,4% por el precio del petróleo

La compañía de bajo coste pasa de ganar 45,9 millones de euros a 10,38 millones

La aerolínea crece en pasajeros, hasta 12,3 millones, y en vuelos un 9,2%

El consejero delegado prevé sumar 3 millones de pasajeros tras la quiebra de Spanair

El presidente de Vueling Airlines, Josep Piqué.
El presidente de Vueling Airlines, Josep Piqué. EFE

La aerolínea de bajo coste Vueling ganó 10,38 millones de euros en 2011, un 77,4% menos con respecto a 2010, cuando ganó 45,9 millones. La aerolínea, que hoy ha informado de los resultados a Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), ha atribuido el descenso de beneficios "en un 90% al alza del precio del petróleo", en palabras de su consejero delegado, Álex Cruz. El directivo ha subrayado que la aerolínea "está entre las únicas tres o cuatro compañías europeas que han cerrado 2011 con beneficios".

La cifra de negocio de Vueling alcanzó los 856,17 millones de euros, lo que supone una mejora del 8,4% respecto al año anterior, cuando facturó 789,6 millones. El grupo ha informado de que ha logrado aumentar la caja disponible en 2011 hasta los 246,5 millones, 39,5 más que en 2010, lo que permite contar con "una sólida posición financiera" y no tener endeudamiento. La ausencia de deuda se debe a que la compañía carece de activos, puesto que todos sus 48 aviones (12 más que en 2010) están en régimen de alquiler.

El beneficio antes de intereses, impuestos, depreciaciones y amortizaciones y alquileres (Ebitdar) alcanzó los 124,8 millones de euros, un 22,3% menos que el año pasado, mientras que el beneficio operativo llegó a los 11,3 millones, un 81% menos. La compañía ha logrado remontar durante el segundo semestre los malos resultados del primero, cuando perdió 19 millones. "Se debe a un verano magnífico", ha asegurado Cruz.

La aerolínea logró en 2011 un récord de pasajeros, con 12,3 millones, un 11,6% con respecto a 2010. El factor de ocupación de sus vuelos mejoró en 2,4 puntos porcentuales, hasta el 75,6%. Este porcentaje se sitúa a medio camino entre las aerolíneas low cost, cuya ocupación supera el 80% y la de las aerolíneas tradicionales, que están sobre el 65%, ha explicado el consejero delegado. Tanto el incremento de pasajeros como la mejora de la ocupación obedecen a la apertura de las nuevas bases de Toulouse y Amsterdam y a la operativa con Iberia desde Madrid. La operativa con Iberia en Madrid ha funcionado "de manera exitosa" en el periodo, con niveles de puntualidad del 81%. La operación, que concluirá en marzo de 2012, coincidiendo con la entrada en servicio de la nueva filial Iberia Express, ha contribuido a los ingresos unitarios de la compañía.

Vueling alcanzó una cuota de mercado del 23% en los aeropuertos de Barcelona-El Prat y Bilbao, donde es líder. La aerolínea ocupa el tercer puesto entre todos los aeropuertos de París y el quinto en Roma Fiumicino.

Previsiones

De cara a 2012, el grupo tiene previsto seguir incrementando su actividad "de forma rentable" con crecimiento, recorte estructural de costes ("afecta a todas las áreas, con una previsión de 14,2 millones de ahorro", ha asegurado Cruz) optimización de ingresos y con la firma de nuevos acuerdos interline con otras aerolíneas. Concretamente, aumentará su oferta en asientos entre un 20% y un 25% en 2012 y prevé incrementar los pasajeros de conexión hasta alcanzar un millón tan solo en El Prat.

Parte de este incremento se conseguirá absorbiendo el agujero que ha dejado la quiebra de Spanair, un pastel por el que también lucha la aerolínea irlandesa Ryanair. Cruz calcula que durante el ejercicio en curso puede ganar de una tacada entre tres y cuatro millones de pasajeros de antiguas rutas de Spanair. Spanair tenía unos seis millones de asientos en las rutas y mercado que interesan a la Vueling, de los que se quedará, prevé, entre un 50% y un 60%.

Respecto a las nuevas rutas, la aerolínea descarta de forma inmediata volar a destinos africanos que cubría Spanair, como Mali o Bamako, "por falta de acuerdos bilaterales", pero sí confía abrir nuevas rutas en el norte del continente. A largo plazo, el objetivo es, según Cruz, "no dejar ningún rincón rentable de Barcelona sin cubrir". Cruz también ha desmentido que Vueling esté aumentando sus tarifas en destinos como Baleares o Canarias: "Responde a análisis no exhaustivos, no hay diferencias sustanciales, salvo los aumentos que puede haber en fechas muy cercanas a los vuelos o cuando estos van llenos". De media, asegura, en 2011 el coste medio de los billetes cayó en dos euros.

Bolsa

Tras el anuncio de los resultados de 2011, las acciones de la aerolínea llegaron a caer esta mañana hasta un 4% en el Mercado Continuo. Los títulos de la aerolínea se cotizaban a las 10.37 horas a 4,63 euros, tras oscilar entre un valor mínimo de 4,61 euros y un máximo de 4,84 por título.