Guindos afirma en EE UU que en España las reformas han sido recibidas con alivio

El ministro se reunió con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, Le expuso detalles sobre los ajustesy aseguró que tienen un amplio respaldo político

Ben Bernanke y Luis de Guindos.
Ben Bernanke y Luis de Guindos.MICHAEL REYNOLDS (EFE)

El ministro de Economía, Luis de Guindos, defendió este viernes en Washington, en su primera visita a esta ciudad como titular de esa cartera, el programa de reformas emprendido por el Gobierno español y aseguró que goza de “un amplio respaldo político”, puesto que la población lo ha asumido “con alivio” en comparación con la gestión del Gobierno anterior. Guindos explicó que la consolidación presupuestaria es una necesidad coyuntural, pero garantizó que el objetivo “en los próximos meses” es el de impulsar el crecimiento.

“El respaldo político de este Gobierno es muy alto”, manifestó De Guindos en una conferencia en el Instituto Brookings, “este Gobierno ha recibido un claro mandato de la población para hacer las reformas”. “La situación anterior era tan mala”, añadió, “que la población se siente ahora aliviada al tener un Gobierno que toma medidas. Se esté o no de acuerdo con esas medidas, creo que existe un sentimiento de alivio”.

De Guindos mantuvo una reunión con el presidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, a quien expuso algunos detalles sobre las medidas económicas tomadas en España en los últimos dos meses y las perspectivas para el futuro. “Apoyan el proceso de reformas español”, afirmó el ministro, que recordó la declaración del martes del presidente norteamericano, Barack Obama, en la que juzgaba las reformas adoptadas en España e Italia como “pasos positivos” hacia la solución de la crisis europea.

Se esté o no de acuerdo con esas medidas, creo que existe un sentimiento de alivio” Ministro Luis de Guindos

El ministro de Economía sostuvo ante la audiencia de Brookings y, posteriormente, ante los periodistas, que la política del Gobierno de Mariano Rajoy no es la del ajuste presupuestario. Dijo que habían sido tomadas algunas decisiones que era preciso tomar de forma urgente, pero que el fin último de la reforma financiera o la reforma laboral es el de “volver al crecimiento económico en los próximos meses”.

Para conseguirlo, no es necesario a corto plazo, consideró, la adopción de medidas específicas que favorezcan el crecimiento. “La solución no es el gasto público”, declaró. Las reformar realizadas servirán, según dijo, para incrementar la confianza, y eso redundará en la mejora de la situación económica. De Guindos manifestó que el problema principal de la economía española no es de falta de competencia. “La economía española siempre se ha comportado extraordinariamente cuando ha estado al frente un Gobierno con una política ortodoxa”, afirmó. El problema principal, añadió, es que esa competitividad se ha conseguido a costa de destruir empleo. “Nuestro objetivo ahora es crecer y ser competitivos sin eliminar puestos de trabajo, y a eso obedece la flexibilidad que se introduce en la reforma laboral”.

El ministro español viajará este fin de semana a México para participar en la reunión ministerial del G-20, donde se reunirá con su colega estadounidense, Timothy Geithner. El lunes De Guindos efectuará una escala en Nueva York para reunirse con inversores y después partirá de regreso a España.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción