Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El grupo editor de 'El Mundo' provoca un agujero de 300 millones a su matriz

RCS admite el deterioro de su filial española ante sus malas perspectivas

Unidad Editorial no cumplirá el plan de negocio en los próximos dos años

La empresa pondrá en marcha un nuevo plan de ajuste

Tras varios años consecutivos de fuertes pérdidas, el grupo italiano RCS ha admitido el deterioro del valor de su filial española, Unidad Editorial, que publica El Mundo. El análisis preliminar apunta una pérdida de valor de la empresa de 300 millones de euros, según una nota distribuida por el grupo italiano dueño de El Mundo.

La revisión preliminar del valor asignado a Unidad Editorial al cierre de 2011 muestra la necesidad de hacer un saneamiento en las cuentas de RCS que se ha estimado provisionalmente en esos 300 millones de euros. El impacto se reflejará parcialmente en la cuenta de resultados de 2011 y mayoritariamente en los fondos propios de la empresa de 2012.

Unidad Editorial ha encadenado numerosos ejercicios de fuertes pérdidas. Sus resultados no le permiten hacer frente siquiera a los intereses de su abultada deuda y la matriz italiana ha tenido que acudir permanentemente al rescate de su filial española.

Hasta ahora, sin embargo, el grupo italiano sostenía que las perspectivas de futuro de la empresa y el plan de negocio previsto justificaban su valoración. Ahora, RCS reconoce que no es así y que la editora de El Mundo no cumplirá ni de lejos sus previsiones, por lo que anuncia nuevas medidas de ajuste.

Unidad Editorial ha encadenado varios años de fuertes pérdidas

"Dada la caída proyectada en los ingresos (...) y en vista de los resultados previstos para Unidad Editorial en los próximos dos años, que se quedarán muy por debajo del nivel indicado en el Plan, el Grupo pondrá en marcha nuevas medidas de eficiencia con el objetivo de contener parcialmente estos efectos a nivel de EBITDA (resultado bruto de explotación)", señala el grupo italiano en un comunicado en el que no desvela aún los resultados de 2011 de su filial española.