Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
TELEFONÍA

La venta de teléfonos móviles en España cayó un 10% en 2011

Los 'smartphone' no se resintieron por la crisis, y su parque crece un 30%

Imagen de un terminal de Blackberry.
Imagen de un terminal de Blackberry.

La crisis afecta a todos los niveles de consumo, incluso a la telefonía móvil, aunque con matices. La venta de terminales registró en 2011 su primera caída significativa desde el inicio de la recesión , con un descenso en las ventas del 10% respecto al año anterior. Pero la proporción de los llamados teléfonos inteligentes (smartphones) o teléfonos de alta gama aumentó un 30%, según los datos de Ametic, la patronal del sector.

Así, las ventas de terminales móviles en España ascendió a 20 millones, un 10% menos respecto al mismo ejercicio del año anterior. Del mercado total, 9,8 millones correspondieron a smartphones, un 49% del total frente al 31% que representaron en 2010. El parque actual de smartphones se estima en los 18 millones de unidades, con un crecimiento del 30% respecto a aun año antes.

En este sentido, España sigue la tendencia mundial ya que el volumen de ventas mundiales de terminales móviles ascendió a 488 millones, de los que un 63% fueron inteligentes.

Ametic señala que estos datos reflejan el comportamiento experimentado en España durante el año 2011 marcado por un contexto de crisis económica y el inicio del descenso de las subvenciones de los operadores móviles para la adquisición de un terminal. También considera que el pasado año el mercado se vio influenciado por la irrupción nuevos dispositivos como las tabletas y los tabphone (híbridos entre tabletas y teléfonos) cuya evolución comenzará a ser representativa a partir del presente ejercicio.

Para el presidente de Ametic, Jesús Banegas, “la caída del mercado de terminales móviles coincide, en todo caso, con un nivel de renovación entre los más altos de Europa, que, habiendo superado el 40% del parque existente en el pasado, cayó hasta un 37% en 2011; la quinta posición en la UE”. Por ello, Banegas añade que “España sigue disfrutando de uno de los parques de telefonía móvil más avanzados del mundo”.

A cierre de 2011, había en España un total de 51,6 millones de líneas móviles, de las cuales 31,5 millones estaban asociadas a contratos y 20,1 millones a prepago. Además, el 89% de los propietarios tenían un terminal móvil activo y un 11% mas de uno.