Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
Sector financiero

La Caixa cree que la caída del precio de la vivienda puede llegar al 60%

La entidad calcula que ya se ha depreciado un 35%

El presidente de La Caixa y CaixaBank, Isidre Fainé, ha considerado que los activos inmobiliarios se han depreciado en España un promedio del 35% desde el inicio de la crisis, y en el caso de la vivienda, la pérdida de valor puede llegar al 50% o 60%.

En la presentación de resultados de CaixaBank de 2011, Fainé ha considerado que las entidades financieras deben "provisionar hasta estos baremos", pero ha puntualizado que más abajo no le parece "lo más correcto". La cartera de inmuebles de CaixaBank derivada de la gestión de la cartera de créditos ascendía a 31 de diciembre de 2011 a 1.780 millones de euros brutos, con una cobertura del 36% que rebaja la cifra neta a 1.140 millones. Normalmente, la cifra bruta es la correspondiente al crédito que quedó sin pagar y la cifra neta es la que sigue en el balance después de reservar una partida para cubrir la pérdida de valor del inmueble.

De la cifra neta, el grueso lo constituyen precisamente las viviendas terminadas, por un importe de 851 millones netos (1.152 millones brutos). De ellos, 606 millones (817 millones brutos) proceden de préstamos que no han pagado las promotoras e inmobiliarias y 245 millones (335 millones brutos) de hipotecas a particulares.

En cuanto al suelo, representa un 24% (435 millones) del total bruto, pero tiene una cobertura mayor ante su pérdida de valor, del 62% (271 millones), con lo que el importe neto que queda en el balance es de 164 millones, lo que representa el 14% de la cifra neta.

Fainé también ha señalado en rueda de prensa que la entidad no mantiene en estos momentos conversaciones para ninguna fusión. El presidente de La Caixa y CaixaBank ha reclamado al Gobierno español que lleve a cabo reformas estructurales para frenar la caída de la economía española y mejorar las previsiones del Fondo Monetario Internacional (FMI), que augura una caída del producto interior bruto (PIB) español del 1,7% en 2012.

"Aunque el FMI prevé una recesión considerable, si hacemos los deberes, la recesión, o más bien la desaceleración, será más suave", ha manifestado este viernes durante la presentación de los resultados de 2011 de la entidad.

Fainé ha señalado tres factores clave que están incidiendo de forma negativa en la economía española: el elevado nivel de paro, el inacabado ajuste del sector de la construcción, y el déficit del Estado. "Es inevitable tomar decisiones acordes con el momento actual, aún sabiendo lo difícil que es combinar austeridad y crecimiento", ha afirmado Fainé, que ha reclamado una reforma laboral "profunda" que tenga como objetivo la creación de puestos de trabajo. "El objetivo no es el abaratamiento de los despidos, sino la creación de puestos de trabajo, especialmente para los jóvenes que buscan su primer empleo", ha insistido.

En cuanto al sector bancario, el presidente de La Caixa ha indicado que las entidades están reduciendo sus volúmenes de negocio no solo debido al entorno económico adverso, sino a las exigencias reguladoras sobre solvencia y liquidez, y ha augurado que "costará varios años ir por la senda correcta". Asimismo, Fainé ha augurado una "nueva oleada de fusiones", tanto en España como en Europa y Estados Unidos, y ha señalado que en el modelo futuro de la banca será preciso aprovechar todas las sinergias.