Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

UPyD dice al Banco de España que Caja Segovia tiene un plan de pensiones para exdirectivos por 68,75 millones

El partido pide al BdE que estudie si las retribuciones por prejubilaciones a exdirectivos de Caja Segovia son compatibles con la percepción de fondos públicos a través del FROB

Representantes de Unión Progreso y Democracia (UPyD) han pedido al Banco de España que estudie si las retribuciones por prejubilaciones a exdirectivos de Caja Segovia son compatibles con la percepción de fondos públicos a través del FROB y que requiera a los órganos de esta entidad para que hagan público el plan de jubilaciones que, según indican, puede ascender a 68,75 millones de euros.

En el escrito, presentado ante la sede central del Bando de España, en Madrid, UPyD explica que, en 2006, se aprobó un plan de prejubilaciones para miembros de alta dirección, vigente hasta 2018, con una dotación de 1,5 millones de euros, y va creciendo progresivamente hasta llegar a 2010, donde aparece una cifra en las cuentas de la entidad de 51,56 millones. Para UPyD, junto a otra póliza similar, que también aparece, de 17,19 millones, la cifra alcanzaría los 68,75 millones. Este partido sostiene ante los tribunales que el exdirector de Caja Segovia, Manuel Escribano, no percibirá seis millones brutos en diez años tras haberse prejubilado, como se ha especulado, sino que la cantidad asciende a 12 millones, aparte de haberse reservado el cargo de asesor del presidente por el que percibirá dietas y gastos.

Los representantes del partido de la diputada Rosa Díez se preguntan si existe en Europa alguna entidad mercantil, pública o privada, que pudiera soportar un parecido, semejante o equivalente plan de prejubilaciones, además de que quieren que el Banco de España comprueba si se ha respetado la legislación europea sobre las remuneraciones del sector financiero y los riesgos de inversión en participaciones empresariales en el sector inmobiliario y si estas inversiones cumplen las distintas recomendaciones oficiales.

La tesis de UPyD es que muchas inversiones inmobiliarias realizadas por Caja Segovia podrían haber sido debidas a préstamos fallidos que, en vez de contabilizarlos como tales y dotar las provisiones correspondientes, se decidió la compra de dichas entidades, para ir dotando la depreciación de dichas inversiones en vez de los impagos. Sostienen que el riesgo de concentración de inversiones en un mismo grupo es superior al 20%.

Fuentes de Caja Segovia han negado que las cifras que maneja UPyD se correspondan con la realidad y, aunque no se han pronunciado oficialmente, han anunciado un comunicado sobre la situación para mañana, miércoles. Asimismo, la entidad ha asegurado que se verán en los tribunales con los representantes de UPyD, en un par de días, porque no han cesado de decir "barbaridades", a su juicio.

Por otra parte, el pleno del Ayuntamiento de Segovia conoció hoy algunas declaraciones voluntarias de sus concejales respecto a subvenciones y contratos con las administraciones públicas y de las retribuciones percibidas por Caja Segovia. El PSOE, que sustenta el gobierno municipal, ha lamentado que el exdirectivo de la entidad, Juan Antonio Folgado, del PP, no haya declarado la cantidad percibida por prejubilación -que podría superar los dos millones de euros-, argumentando que se debe a un compromiso de confidencialidad, mientras que el edil socialista Alfonso Reguera, que fue director de sucursal, ha declarado que cobró como indemnización un total de 362.000 euros. El PSOE ha denunciado la "incoherencia" de Folgado, que vota una moción para que se presenten públicamente estos datos ante la alarma social que estaban causando, y luego no lo hace. Además recuerdan que Reguera no tenía por qué haber presentado esta declaración porque su marcha se produjo cuando la entidad ya abordó la regulación de empleo con Bankia.