Repsol se une a la rusa Alliance Oil para aumentar su presencia en el país

La empresa mixta resultante cuenta con un capital de 840 millones de dólares

La petrolera española Repsol y la rusa Alliance Oil han cerrado un acuerdo en Moscú para crear en el curso de 2012 una empresa mixta con un capital de 840 millones de dólares a razón del 49% y el 51% respectivamente con el fin de explorar y producir hidrocarburos en territorio ruso. El acuerdo ha sido firmado por los presidentes de las compañías Antonio Brufau y Musa Bazhaev. La empresa resultante, de nombre AROG (Alliance Repsol Oil and Gas), quedará registrada en Holanda tendrá sede en Moscú y empleará a cerca de 1000 personas, según fuentes de Alliance.

La empresa rusa opera en la Federación Rusa y en Kazajistán y posee unas reservas probadas de 638 millones de barriles. Alliance aporta a AROG sus filiales Saneko y Tatnefteotdacha, que operan sobre todo en la zona del Volga y los Urales y que poseen licencias para explorar y obtener crudo en 14 yacimientos con unas reservas probadas de 171,5 millones de barriles (a 31 de diciembre de 2010) y un nivel de producción de cerca de 20.500 barriles al día.

La aportación de Alliance se valora en 570 millones de dólares. Repsol, por su parte, hace su aportación en recursos financieros y eventualmente en activos, en caso de que los tuviera o comprara, y éstos interesaran a Alliance. En la actualidad, Repsol posee el 3,5% de las acciones de Alliance, como resultado de la fusión en 2008 entre Alliance y West Siberian Resources, empresa en la que Repsol tenía un 10%.

Repsol posee también el 74,9% de acciones en la compañía Evrotek-Iugra, que tiene dos licencias para explorar y obtener hidrocarburos en los yacimientos Karabashski 1 y 2 y cinco licencias para exploraciones geológicas en Siberia Occidental. Brufau no excluyó la posibilidad de incorporar sus participaciones en Evrotek-Iugra a AROG, pero señaló que Repsol no va a renunciar a su paquete de acciones en Alliance. Repsol ve a Alliance como su socio estratégico en Rusia y según Brufau, "para Resposl ha llegado el momento de que todos los proyectos nuevos (en Rusia) se analicen a través de Alliance".

Preguntado si se podía producir una situación análoga la que experimentó British Petroleum con sus socios rusos en TNK, Brufau señaló que en el caso de Alliance y Repsol no existen ni las mismas obligaciones ni los mismos problemas. BP no pudo desarrollar planes para la explotación del Ártico con la empresa rusa Rosneft, por las obligaciones que tenía con sus socios en TNK. Bazhaev manifestó que existen ya proyectos conjuntos en el marco de AROG que se anunciaran en 2012 y Brufau dijo que si todo va bien, y Repsol acierta con los activos que propondrá a Alliance para alcanzar su 49% de porcentaje en la empresa mixta, la producción se incrementará sustancialmente en relación a los 20.500 barriles diarios. "El reto del grupo es incrementar la producción e incrementar también los esfuerzos exploratorios para llegar a cifras muy superiores a las que se está produciendo", dijo el presidente de Repsol, y agregó: "No vamos a parar aquí y vamos a buscar todas las oportunidades para hacer la compañía mucho más grande de lo que es hoy". Alliance tiene varias refinerías en el lejano oriente, entre ellas la de Jabárovsk que ha sido renovada por la compañía española Técnicas Reunidas.

Refiriéndose a la compra del 10% de las acciones de Sacyr, Brufau dijo que "hay muchas razones que no vienen al caso discutir" para la operación efectuada, según dijo, "con un descuento del 5% sobre el precio del mercado del día anterior". "La prioridad de esta transacción es que un paquete del 10% no puede estar en stress para entrar en el mercado de forma muy desordenada", afirmó.

"Este paquete es un paquete líquido que tiene muchas soluciones y la posición financiera de Repsol es muy sólida y en ningún caso esta inversión supondrá ninguna limitación al crecimiento orgánico que tiene planteado Repsol en sus planes estratégicos".

"Creemos que sacar del mercado este paquete del 10% es bueno para el 90% del resto de los accionistas y el precio que se ha pagado por las acciones es un precio enormemente atractivo", sentenció.

Sobre las posibles sanciones al crudo iraní, Brufau manifestó que "hasta la fecha Irán es un gran proveedor del mercado iraní, pero si el entorno jurídico cambiase habrá que cambiar de proveedor".

El Presidente Ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau (derecha) y el Presidente de Alliance Group, Musa Bazhaev, durante la firma del acuerdo.
El Presidente Ejecutivo de Repsol, Antonio Brufau (derecha) y el Presidente de Alliance Group, Musa Bazhaev, durante la firma del acuerdo.
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción