Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España pedirá compensaciones para la flota que faenaba en aguas de Marruecos

El Gobierno confirma que los todos los barcos han salido ya de la zona tras el ultimátum de Rabat

La ministra española de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, Rosa Aguilar, ha anunciado hoy que España va a pedir a la Comisión Europea (CE) resarcir a la flota española del daño que le causará la suspensión del acuerdo pesquero entre la UE y Marruecos. Además, ha confirmado que todos los barcos que faenan en aguas gestionadas por Marruecos ya se han retirado tras el ultimátum que ha dado Rabat en respuesta a lo sucedido.

"La Unión Europea ha de resarcir el daño que se va a causar a la flota española, a la flota andaluza y a la flota canaria, por no poder salir a los caladeros marroquíes a pescar", ha indicado Aguilar a su llegada al Consejo de Ministros europeos de Agricultura y Pesca que se celebra hoy en Bruselas. En el encuentro, los responsables analizarán las consecuencias de la decisión de ayer del Parlamento Europeo, que vetó la prórroga del acuerdo de pesca entre la UE y Marruecos pese a que su plazo concluía en febrero.

"Les pedimos que volvieran a sus respectivos puertos porque no queríamos que pudiera haber otras consecuencias no deseadas. Todos los barcos nuestros han vuelto. Hay tres que están todavía volviendo pero todos entendieron la situación", ha explicado Aguilar, que asiste a su último consejo de ministros europeos.

El acuerdo que ha quedado invalidado por el voto de la Eurocámara ofrece 36,1 millones de euros anuales a Marruecos a cambio de 119 licencias de pesca, cerca de un centenar de ellas para barcos españoles; andaluces y canarios en su mayoría. Aguilar ha precisado que en estos momentos había en la zona 70 buques españoles, todos andaluces o canarios.

Las dudas de los servicios jurídicos del Parlamento Europeo respecto al respeto de los Derechos Humanos de la población del Sáhara Occidental y otras polémicas por el impacto medioambiental del acuerdo y por su poca rentabilidad económica para la UE habían retrasado hasta ahora la votación de la prórroga. Pese a todo, los buques europeos han seguido faenando en la región en virtud de un acuerdo provisional entre Bruselas y Rabat.

Se trata de una muy mala noticia para España, país de la Unión Europea con más barcos en la zona y que siempre ha defendido el valor comercial y económico de este pacto, además de destacar que Marruecos es un socio estratégico para los intereses comunitarios, no sólo en relación a la pesca sino a otras áreas como inmigración.

El Ministerio de Asuntos Exteriores marroquí reprochó anoche la "lamentble" decisión de la Eurocámara y alertó de que tendrá "consecuencias serias" en la cooperación entre Marruecos y los Veintisiete, según informa la agencia MAP. Rabat dio de plazo hasta la pasada medianoche para que los barcos de la UE se retiraran de las aguas que gestiona.