Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Iberia tendrá el 50% de vuelos durante la huelga

Aviación Civil recibe "presiones" para garantizar las conexiones con América

Los servicios mínimos fijados por la Dirección General de Aviación Civil durante la huelga convocada por el sindicato de pilotos Sepla en Iberia para los días 18 y 29 de diciembre garantizarán todos los vuelos entre la Península y las islas Baleares y Canarias, así como todas las conexiones entre islas dentro de los archipiélagos.

Además, quedan a salvo el 25% de los vuelos si el transporte público alternativo es de menos de 500 kilómetros o cinco horas, y la mitad del resto de vuelos nacionales y europeos que duren menos de seis horas, según avanza el director general de Aviación Civil, Manuel Ameijeiras, que hoy ha confirmado su resolución.

En ella se mantiene un servicio diario de ida y vuelta para las conexiones transatlánticas, pese a que el departamento dependiente del Ministerio de Fomento ha recibido "muchas presiones" por parte de la compañía para que también quedasen garantizados todos los vuelos de largo radio. Finalmente, explica Ameijeiras, solo estará garantizado un vuelo por sentido en una docena de destinos transatlánticos en los que Iberia tiene más de una frecuencia diaria, por ejemplo, con Buenos Aires.

Los servicios mínimos calcan los de Air Europa, que han sido recurridos

"Hay que garantizar el derecho de los pasajeros a desplazarse pero también el derecho a la huelga, y si se consideran servicios mínimos todos los vuelos con América en la práctica no existiría la huelga", arguye el director de Aviación Civil.

El esquema de servicios mínimos que ha confirmado hoy Aviación Civil -y que fuentes del Sepla adelantan que serán recurridos- es idéntico al que dictó en septiembre para los paros convocados también por el sindicato Sepla en Air Europa. Esa resolución ha sido recurrida judicialmente ante la Audiencia Nacional, que aún no ha fijado fecha de juicio, según afirma el presidente de la sección sindical en la aerolínea del grupo Globalia, Luis Crespí. El sindicato ha alegado que los servicios mínimos son "superiores a los que se fijaron para la huelga general" de septiembre de 2010, por parte también del Ministerio de Fomento, que estableció el 50% de los vuelos entre las islas y la Península, para todas las compañías aéreas.

La huelga convocada para el domingo 18 y el jueves 29 en Iberia es la respuesta del colectivo de pilotos a la creación de una compañía, Iberia Express, para los vuelos de corto radio, que incluye el traspaso de 13 aviones de la actual flota a final de 2012.

El Sepla asegura que con la externalización de esos vuelos se contraviene su convenio colectivo, por lo que no descarta acudir a los tribunales, y se pone en riesgo sus puestos de trabajo. La dirección de la antigua aerolínea de bandera, que ha prometido volcarse para minimizar los inconvenientes a los pasajeros afectados por los paros, niega que la nueva compañía afecte a las condiciones laborales de los actuales trabajadores de Iberia.

Los tripulantes de cabina de pasajeros, cuyos representantes sindicales se plantearon realizar paros a la vez que los pilotos, rechazaron secundar esta huelga. Ahora tratan de negociar con la empresa el futuro de unos 250 azafatos y azafatas con contratos eventuales.