Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los presidentes de Aernnova e Inbisa compran dos plantas de Kimberly con apoyo público

El fondo de Industria Ezten apoya las inversiones de 20 millones en tres años

Aeronáutica, construcción y ahora además papel tisú. Empresarios vascos entre los que están los presidentes de Aernnova, Iñaki López Gandásegui e Inbisa, Jesús González Moro, con el apoyo del Gobierno vasco a través del fondo de capital riesgo Ezten, han firmado un principio de acuerdo con Kimberly-Clark para la compra de las dos plantas de producción de papel tisú y productos de higiene y limpieza industrial de Aranguren (Bizkaia) y Artziniega (Alava).

Las dos plantas de la multinacional líder mundial en producción de celulosa y productos de higiene personal que explota marcas como Kleenex, Scottex, Huggies, o Pullups entre otras, su actividad y sus cerca de 175 trabajadores serán transferidos a este consorcio vasco. Los nuevos socios tienen un plan de inversiones para los próximos tres años de 20 millones de euros, apuestan por la continuidad de la plantilla y han anunciado nuevas contrataciones en dichas fábricas en las áreas de administración, comercial y financiera.

El consorcio comprador se denomina Indarkia S.L., y está constituido por López Gandásegui, —presidente del Grupo Synergy que engloba Aernnova Aerospace, Aeroblade y Orisol Corporación Energética— por González Moro —presidente y fundador del Grupo inmobiliario Inbisa, y de Inberalia que trabaja en servicios, medio ambiente, energías renovables y ocio— y por Andoni Arteagoitia, presidente del Grupo Holfisa.

El director industrial para Europa de Kimberly-Clark Mike Mitchell dijo ayer tras el acuerdo que Indarkia S.L. y el Gobierno vasco, "son los socios perfectos para ayudarnos a fortalecer nuestra oferta y relaciones a largo plazo con los clientes clave".