Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Feijóo critica al Banco de España por la baja valoración de Novacaixagalicia

El presidente gallego afirma que esperaba "mucho más rigor" de la institución y denuncia que no ha ejercido su labor de supervisión como debería

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, ha dicho hoy que esperaba "mucho más rigor" del Banco de España al hacer la valoración de Caixanovagalicia, y ha reprochado a esta entidad que haya ejercido como comentarista en los últimos minutos del partido en lugar de dedicarse a supervisar durante 8 años. El antiguo instituto emisor ha valorado a la entidad con un fuerte descuento del 93% para recibir la ayuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, lo que supone su nacionalización y deja a la caja como un mejor accionista del nuevo banco con una participación testimonial del 6,9%, lo que diluye su patrimonio de 1.714 millones de euros a 181 millones.

En un desayuno informativo organizado por Europa Press, al que ha asistido la presidenta de la Comunidad de Madrid y el alcalde de Madrid, entre otros, Feijóo se ha referido a la fusión de Caixa Nova y Caixa Galicia y ha destacado que hay grandes expectativas para la recapitalización de Novacaixagalicia, para inversores privados de forma que "no le cueste dinero al Estado", sino "al contrario, que se lo dé". El supervisor cobrará un interés del 12,5% anual por los 2.465 millones de euros que el FROB ha inyectado en la entidad.

Martínez Pujalte: "Lo que nos hubiéramos ahorrado si el Banco de España hubiera hecho su trabajo"

Tras comentar "los bandazos, las improvisaciones y los decretos leyes contradictorios" que han regulado "este desastre de gestión financiera", Feijóo ha criticado que se "valore el patrimonio común de las cajas la misma semana en que el Gobierno se da cuenta que no puede vender Loterías y Apuestas del Estado" y ha considerado que alguien algún día deberá explicar ello.

El presidente gallego, que ha recordado que no está de acuerdo con la valoración que se ha hecho a Novacaixagalicia, ha comentado que en estos años las cajas han perdido valor, al igual que todas las empresas españolas y los bienes de los españoles que valen un diez o un quince por ciento de lo que valían hace diez o quince años.

"Improvisación, incapacidad y deslealtad"

Feijóo ha añadido que "hay comportamientos leales y comportamientos que se han basado en la improvisación, en la incapacidad y algunas veces en la deslealtad". En este sentido, Feijóo ha dicho sentirse sorprendido porque el regulador que debe ser el que "regule, supervise y ejerza el control de las entidades financieras" todos los ejercicios "actúe ahora más como comentarista". "Le puedo asegurar que de rigor, de solvencia y de supervisión de las entidades financieras en este mandato del gobernador del Banco de España tengo mi propia opinión que ya expresé con bastante claridad, probablemente conteniéndome un poco sobre lo que realmente pienso", ha resumido Feijóo, que ha añadido que su actuación se juzgará en los próximos años. De momento, ha avanzado que no se puede "estar orgulloso" de ella.

Para argumentar esta afirmación, Feijóo ha recordado que "en seis semanas" se cambió el criterio al pasar de primar el saneamiento de los balances a valorar el core capital (capital ponderado por activos de riesgo), se solicitó una ratio distinta para bancos y cajas, a Novacaixagalicia no se le permitió computar en el saneamiento de su balance los activos que vendió después de enero de este año y que no se le prorrogase el período de recapitalización hasta finales de diciembre.

El Gobierno que preside Feijóo se empeñó en que las cajas gallegas no participasen en ninguna fusión con entidades de otras comunidades. No obstante, al final, el mal estado de Caixa Galicia ha acabado por arrastrar a Caixanova. No obstante, el presidente autonómico ha insistido en que era "la propuesta mayoritaria de la sociedad" y se ha ratificado en que "era la única posibilidad de que no se diluyeran" Caixa Galicia y Caixanova. "Sin fusión, no habría ninguna caja gallega", aunque ha reconocido su desacuerdo con que la valoración de Novacaixagalicia

Sin salir de la reestructuración financiera y también desde las filas populares, el diputado nacional por Murcia, Vicente Martínez-Pjalte, ha acusado al gobernador del Banco de España, Miguel Angel Fernández Ordóñez, de no haber hecho su trabajo respecto a la gestión de CAM, porque era él el que "tenía la obligación de vigilar" a la entidad cuyos máximos directivos fueron elegidos por un Gobierno autonómico del PP. "Lo que nos hubiéramos ahorrado si el gobernador del Banco de España hubiera hecho su trabajo", ha precisado el diputado popular en respuesta a laspalabras de Fernández Ordóñez de que lo que ha visto en la entidad es "lo peor de lo peor".

"Y ahora dice el gobernador que la CAM estaba mal", se ha preguntado Martínez-Pujalte, quien ha manifestado que "los empleados de la caja han hecho probablemente un trabajo honesto, honrado y eficiente", y si alguien lo ha hecho mal, en referencia a los directivos que han sido apartados de su puesto como Modesto Crespo, quien llegó a dirigir la caja por el apoyo que le dio Francisco Camps, "el que tenía la obligación e vigilar es el gobernador del Banco de España". A su juicio, Fernández Ordoñez "solo se ha preocupado de cargarse un sistema de cajas de ahorros que, por cierto, había dado muchos frutos y muchas satisfacciones en muchas regiones" aunque ha llegado a 2011 con una morosidad en los créditos que ha concedido a los promotores del 60% y unas pérdidas que superan los 1.000 millones de euros.