Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

Bruselas asume que Grecia no cumplirá las metas de déficit

El Eurogrupo no aprueba el siguiente tramo de ayuda a Atenas porque aún no tiene el informe de los enviados de la UE y el FMI. -El refuerzo del fondo de rescate centra la reunión

Los ministros de Economía del euro están reunidos en Luxemburgo para analizar las nuevas medidas de ajuste adoptadas por Grecia a cambio de su rescate, pero no desbloquearán la ayuda urgente de 8.000 millones de euros que Atenas necesita para no suspender pagos en octubre. El retraso se debe a que todavía no está listo el informe de los inspectores de la UE y el Fondo Monetario Internacional que debe certificar si Grecia, que ayer avisó que no cumplirá con las metas de déficit, cumple las condiciones. De momento, Bruselas ha asumido al anuncio del Gobierno griego aunque no ha querido avanzar si esto influirá en su decisión sobre el siguiente tramo de la asistencia financiera.

Además, el Eurogrupo tampoco ha logrado cerrar ningún acuerdo sobre las otras incógnitas que atenazan el futuro de la crisis. Más bien al contrario, ya que tal y como ha insistido la vicepresidenta española, Elena Salgado, no hay necesidad de elevar la cantidad de dinero disponible en el Fondo Europeo de Estabilidad Financiera para atajar el acoso en los mercados contra los periféricos del euro. Lo que es preciso, ha añadido, es reforzar sus funciones ya que si se "usan bien" los 440.000 millones de euros con los que está dotado, tiene un largo recorrido.

"Considero conveniente que pueda tener más capacidad, pero eso no quiere decir una ampliación cuantitativa, quiere decir que tenga más capacidad", ha afirmado Salgado a su llegada a la reunión de ministros de Finanzas de la zona del euro, previa al Ecofin de mañana.

Entre sus nuevas posibilidades, la UE acordó en julio que pueda actuar de manera preventiva, que pueda dar créditos a países con problemas para recapitalizar bancos e intervenir en el mercado secundario. "Estamos revisando opciones para utilizar el FEEF para obtener más de él y hacerlo más efectivo como cortafuegos para contener el contagio en los mercados financieros", ha confirmado el comisario de Economía europeo, Olli Rehn.

Así, siguen pendientes para las próximas reuniones un pacto que permita concretar los aspectos técnicos de los nuevos poderes del fondo de rescate temporal de rescate al mismo tiempo que se confirma que, de momento, no entra en los planes de la eurozona ampliar su volumen. De hecho, Holanda, Austria, Chipre, Eslovaquia y Malta todavía deben ratificar el acuerdo de julio que lo amplió a 440.000 millones. Junto a ello, los ministros de Economía y Finanzas de los socios de la divisa europea tampoco han cerrado un acuerdo sobre las garantías reforzadas que exige Finlandia para prestar su dinero a Atenas, aunque según fuentes cercanas a la negociación citadas por Bloomberg han acercado posturas.

En cuanto a los trabajos de la llamada troika, que es el término con el que se conoce a los enviados de la UE, el FMI y el BCE, desde los representantes de estas instituciones y del propio Gobierno griego se han cruzado desmentidos sobre la evolución de este examen. Según el viceministro de Finanzas griego, Pandelis Ikonomu, los inspectores han concluido "prácticamente" su misión y empezarán el miércoles a elaborar un informe del que dependerá la continuación de la ayuda exterior al país helénico. "Básicamente hemos cubierto todos los aspectos", ha dicho Ikonomu en una entrevista al canal ateniense Mega.

Según el Gobierno griego, acorde con esas negociaciones se aprobaron nuevas medidas de ajuste presupuestario, por 6.600 millones de euros, para alcanzar las metas fiscales. De este dinero, 5.100 millones de euros vendrán del lado de los impuestos y los 1.500 millones restantes del ahorro generado por los recortes de gastos. Además de adoptar esas medidas, que incluyen reducir en 30.000 el número de funcionarios públicos este mismo año, el Consejo de Ministros aprobó el domingo, en una reunión extraordinaria, el presupuesto para 2012, basado en nuevos cálculos tras constatar que se incumplirán los objetivos acordados con la UE y el FMI.

No obstante, una fuente oficial cercana a la troika, el término con el que se conoce a la misión internacional, citada por Reuters ha respondido a las palabras de Ikonomu afirmando que "las conversaciones no se han acabado". "El equipo de inspectores sigue examinando las cifras incluidas en los presupuestos para 2012 y otras reformas requeridas para el desembolso de la ayuda", ha añadido la misma fuente anónima.

En sus cuentas para el próximo ejercicio, Atenas advirtió ayer de que no cumplirá los objetivos de déficit comprometidos ante la UE y el FMI para recibir la asistencia financiera de sus socios del euro. Al mismo tiempo, el Ejecutivo de Yorgos Papandreu anunció que la economía del país se mantendrá en recesión en 2012, cuando retrocederá un 2,5%, una cifra peor de lo esperado por el impacto de las medidas de ajuste y el deterioro de la economía internacional. El aviso ha tenido una respuesta muy negativa en los mercados, donde las principales plazas bursátiles europeas están registrando fuertes descensos. También en la deuda ha servido como motivo para reavivar la presión contra los periféricos del euro.

Desde Bruselas, la Unión Europea ha dado acuse de recibo al anuncio de Atenas. "Estamos actualmente revisando las cifras, evaluando las medidas concretas. Primero quiero hacer bien nuestro trabajo. Parece que Grecia probablemente no cumplirá el objetivo este año", ha indicado el comisario de Economía, Olli Rehn. Eso sí, ha destacado que "Grecia ha tomado decisiones importantes en las últimas semanas, incluido ayer".

Por lo que respecta a los recortes y ajustes pendientes en el país mediterráneo, los principales flecos que deben cerrarse aún son la participación del sector privado y la exigencia finlandesa de que Grecia le dé garantías a cambio de su contribución en el rescate. Según varios medios de comunicación, algunos países, como Alemania y Holanda, quieren ahora además que los acreedores privados asuman una quita de hasta el 50% sobre los bonos griegos en el canje de títulos previsto, muy superior al 21 % acordado previamente.

Almunia: El riesgo de contagio es proporcional a la lentitud de Europa

El vicepresidente de la Comisión Europea Joaquín Almunia ha alertado hoy de que el riesgo de contagio de la crisis griega es "proporcional" a la "lentitud" e "ineficacia" en la toma de decisiones en Europa y a la tendencia "abusiva" de algunos países miembros a actuar de forma unilateral.

El "instrumento" clave, en su opinión, para disipar las dudas y crear una barrera frente al acoso en los mercados es el fondo de rescate europeo (EFSF), que debe dotarse de instrumentos que le hagan "creíble", ha afirmado.

Por este motivo, ha confiado en que antes de la reunión del G-20 en Cannes (Francia) de noviembre, en las sucesivas citas de responsables de la eurozona, empezando por la del Eurogrupo de hoy, "la situación griega vaya poco a poco encontrando las respuestas urgentes que precisa" y que ya fueron aprobadas el pasado junio.

Además, ha insistido en que "la lentitud e ineficacia en la toma de decisiones se agrava con la tendencia al intergubernamentalismo, y al intento de algunos países de tomar ellos decisiones en ausencia de los demás y de las instituciones", ha lamentado Almunia. El comisario ha reconocido que "Alemania toma decisiones con más lentitud de lo aconsejable" y ha subrayado que de haberse adoptado antes determinadas políticas "la dimensión de los problemas a abordar no hubiera sido tan grande".

En este país, junto a Francia, "hay una tentación continua de restringir el ámbito de decisión común y preferir reuniones paralelas donde supuestamente deciden cosas que luego además ni siquiera deciden", ha dicho. Pero Almunia también se ha mostrado comprensivo con los países que han mantenido mayor disciplina fiscal en los últimos años y que ahora se resisten a ayudar a aquellos que se han desviado más de los objetivos. Por eso, ha admitido que "los eurobonos no son hoy posibles" y tampoco un "tesoro único".

Más información