Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La reestructuración de las cajas

Ordóñez: "La CAM es lo peor de lo peor"

El gobernador del Banco de España no descarta perder los 2.800 millones que ha inyectado en la entidad para rescatarla

El gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, ha reconocido hoy que lo que ha visto en la Caja del Mediterráneo (CAM), donde se han descubierto importantes irregularidades tras ser intervenida por el supervisor en julio, es "lo peor de lo peor". Según ha admitido, es normal que los episodios de contabilidad creativa, las indemnizaciones millonarias y la pretensión de cobrar pensiones vitalicias de sus antiguos gestores, los mismos que llevaron a la entidad a la ruina, "escandalicen a la gente", pero lo importante en estos momentos "es lanzar el mensaje de que ahora está el Banco de España" a los mandos de la caja. "Como uno no haga bien las cosas y reaccione por las tripas, no se hará bien",

"Si me pregunta como persona, me parece escandaloso, pero el Banco de España y el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) lo que tienen que hacer es ajustarse a derecho en el tratamiento de todos estos temas", ha afirmado Ordóñez en la rueda de prensa que ha ofrecido esta mañana para hacer balance del proceso de recapitalización del sector. "Hay un protocolo que hay que seguir" y es preciso hacerlo "con un cuidado exquisito, ha añadido antes de dejar la puerta abierta a la apertura de expedientes contra los antiguos gestores de la CAM en caso de que se den motivos para ello.

Además, dada la mala situación financiera de la caja a la que ha llegado "producto de la mala gestión y de otras cosas, si quieren ustedes", el gobernador no ha descartado que su nacionalización acabe costando al contribuyente los 2.800 millones que el FROB ha inyectado en la CAM para evitar su descalabro. "Cuando peor es una caja, ésta vale menos", y "estamos hablando de la CAM, que es lo peor de lo peor", ha explicado. No obstante, también ha añadido que habrá que esperar a ver el resultado de la subasta de la caja para confirmar este extremo.

En cualquier caso, Fernández Ordóñez ha defendido la solidez del conjunto del sistema financiero español y ha destacado que "no se puede juzgar a todo el sector por la salud de las entidades muertas".