Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
El agravamiento de la crisis

La defensa de Barroso de los eurobonos anima a los mercados

La Bolsa española recupera los 8.000 puntos pese a amagar con otra sesión de pérdidas en la apertura. -La prima baja de 250 puntos básicos a la espera de la entrevista entre Merkel, Sarkozy y Papandreu

Los mercados financieros han registrado hoy una jornada de recuperación gracias a la defensa que ha realizado el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durão Barroso, de los eurobonos. Las palabras del jefe del Ejecutivo comunitario han servido como espoleta para cambiar el paso de las Bolsas pese a que, más allá de ser una declaración de intenciones, no tienen incidencia real en la medida en que esta iniciativa está muy lejos de ser una realidad. En cualquier caso, los inversores han optado por ignorar las complicaciones o el persistente rechazo de Alemania a este instrumento para, en medio de la tormenta en la que están instalados los mercados en las últimas semanas, prorrogar el respiro de ayer con subidas de los índices europeos de hasta el 3%. En España, el rebote se ha saldado con una revalorización del 2,71%, lo que ha permitido al selectivo recuperar la cota psicológica de los 8.000 puntos.

El repunte, sin embargo, no ha estado exento de altibajos. Primero, en el arranque de la sesión, la tónica ha sido el rojo. A media jornada, la noticia de que la comisión de Economía del Parlamento austriaco había rechazado la ampliación del fondo de rescate, lo que supone un aplazamiento de la medida, devolvió los nervios a los parqués, aunque no hasta el punto de devolver al rojo a las Bolsas europeas.

El mejor ejemplo de la volatilidad que ha dominado la jornada ha sido París. La principal Bolsa francesa ha abierto con un importante recorte tras confirmarse la decisión de la agencia de medición de riesgos Moody's de rebajar la calificación crediticia de dos de los grandes bancos del país. No obstante, los inversores, que ya habían descontado buena parte del recorte con el severo castigo que propinaron a estas entidades el lunes, han recuperado su confianza en la banca francesa a medida que avanzaba la sesión y, por extensión, en el conjunto del índice. Al cierre, el CAC 40 parisino ha remontado un 1,9% con Crédit Agricole en verde y BNP o Société Générale con un recorte de un 4,63% y un 2,24%.

Con más empuje que París, el parqué de Fráncfort ha rebotado un 3,4% y por segundo día consecutivo se ha colocado al frente de las subidas en el resto de Bolsas de referencia. Londres, más prudente, ha avanzado un 1,30% y Milán otro 2,7%. En el mercado de divisas, el euro ha logrado mantener la posición de la víspera frente al dólar y se intercambiaba sobre las 1,36 unidades del billete verde.

"Todo se basa en las esperanzas de que la reunión de hoy entre Alemania, Francia y Grecia -que ha empezado al cierre de los mercados en Europa- acerque posturas para una mayor ayuda a Grecia, a las compras de bonos europeos por parte de los emergentes y a la posibilidad de los eurobonos que anunció Barroso", ha afirmado Soledad Pellón, estratega de mercados de IG Markets.

Este optimismo se dejaba notar también en los mercados de deuda, donde se ha moderado la presión contra España e Italia. Gracias a ello, la prima de riesgo española, que es el diferencial entre sus bonos a 10 años frente a los alemanes, de referencia por su estabilidad, se reducía en torno a los 10 puntos básicos hasta bajar de los 350. Pese a la mejora, sigue sin recuperar los niveles de la semana pasada. En el caso de Italia, su prima se reducía en 12 puntos básicos hasta los 379.

Dentro de los países bajo sospecha, Bélgica, que lleva 458 días sin Gobierno, ha visto como el sobreprecio exigido a sus bonos a dos años frente a los alemanes marcaba su nivel más alto desde el inicio de la crisis fiscal, lo que a la vez supone un récord desde que el país se incorporó al euro en 1999, al tocar los 231 puntos básicos. En cualquier caso, este diferencial se mantiene unos 100 puntos por debajo de los niveles de Italia o España, señalados por los inversores como las posibles próximas víctimas de la crisis. La prima de Grecia ha marcado también un máximo histórico, que de hecho es su enésimo récord consecutivo, sobre los 2.371 puntos básicos.