Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Golpe de teléfono en Yahoo!

La compañía despide a su consejera delegada, Carol Bartz, tras dos años y medio de tensión y resultados irregulares

El mundo corporativo perdió la pasada madrugada, con una llamada de teléfono, a una de sus mujeres más influyentes. Carol Bartz fue despedida el martes como consejera delegada de Yahoo!, tras dos años y medio de tensión. Era cuestión de tiempo ver rodar su cabeza, una eventualidad que se hizo evidente tras el fiasco protagonizado con su socia china Alibaba, con la que mantuvo una larga disputa por la transferencia de la división de pago electrónico Alipay.

El encargado de hacer la llamada fue Roy Bostock, presidente del consejo de administración de la puntocom. Y lo hizo pocas semanas después de que el directorio de la tecnológica le expresara su firme apoyo como gestora. Ahora, hasta que se encuentre un sucesor definitivo, se pondrá al frente de la compañía Tim Morse, el actual director financiero del portal.

Carol Bartz fue fichada en enero de 2009 para sustituir al cofundador Jerry Yang y reconducir la compañía, que se estaba quedando descolgada a una velocidad de vértigo en el negocio de la publicidad electrónica frente a Google. Pero los números no cuadran y entre tanto emergieron nuevos rivales ansiosos por pegar bocado a la tarta, como la red social Facebook.

Por si no fuera suficiente, la percepción de los analistas es que el pacto alcanzado con Microsoft para sumar fuerzas frente a Google está favoreciendo más al gigante informático por la vía de los ingresos publicitarios en sus motores de búsqueda e Internet. A esto se le suma que no cuenta con presencia en la emergente arena social y va muy retrasada en el móvil.

Bartz, que llegó del gigante informático Autodesk, fue incapaz de recuperar los viejos días de gloria de Yahoo!, cuando sus acciones se pagaban a 125 dólares en pleno boom de las puntocom. Antes del anuncio se pagaban a menos de 13 dólares, en un claro reflejo del curso seguido por la compañía de Silicon Valley en la última década, durante la que fue tanteada por Microsoft.

La presión de los inversores por un cambio en el puesto más alto de gestión se hizo notar hace un año. Pero cobró dimensión por el rifirrafe con Alibaba. La respuesta al despido de Bartz ha sido inmediata y los títulos de Yahoo! se han revalorizado casi un 6% en el Nasdaq. La ironía es que con este repunte, sus acciones vuelven a colocarse al nivel que tenían cuando cogió las riendas.

La cuestión está en saber que puede hacer el futuro líder de Yahoo! para crear valor hacia los accionistas. Google tiene un capital de mercado diez veces superior. Aunque sigue siendo uno de los portales más populares, el despido de Bartz se interpreta como que la compañía se quedó sin munición y los analistas creen que es demasiado tarde para recuperar el paso.

Las opciones para el futuro consejero delegado, por tanto, son limitadas. Y lo que está por ver es cómo este tumulto puede acabar afectando a la imagen de una de las marcas más reconocidas del mundo y pioneras en Internet. El despido de Carol Bartz va acompañado de una reducción del consejo de administración, que pasa de 14 a ocho miembros.

El cambio de ejecutiva podría abrir la puerta a una futura adquisición, como se viene rumoreando desde hace semanas en Wall Street. Sobre todo si se tiene en cuenta que comprando Yahoo! el futuro propietario se haría con una importante participación en el portales chinos Alibaba y Taobao. Lo que está por ver es como reaccionará la socia china al cambio de mando.

También podría desprenderse de ciertos activos y buscarles comprador, para dar así valor a los accionistas y reconducir su modelo como hizo Apple en su reestructuración. El problema es que en Wall Street no se ve en este momento un comprador claro para esos activos. El consejo de administración se limita a decir que va a analizar las opciones estratégicas.