El agravamiento de la crisis

Alemania advierte a Grecia de que no recibirá más ayudas si no cumple con el déficit

El ministro de Finanzas reitera su rechazo a los eurobonos y afirma que los mercados están en un "estado de ansiedad". -Atenas baja la rentabilidad por emitir deuda a seis meses

Alemania sigue marcando el paso a Grecia y se mantiene inamovible en su voluntad de no desembolsar más dinero para ayudar a Grecia a no ser que Atenas cumpla con los compromisos adquiridos en el programa de emergencia pactado con la Unión Europea y el Fondo Monetario Internacional. Según ha reiterado hoy el ministro alemán de Finanzas, Wolfgang Schäuble, el país mediterráneo no recibirá el siguiente tramo de asistencia financiera en ausencia de un informe positivo al respecto por parte de la misión de expertos de Bruselas y el Fondo.

En caso de no recibir el dinero, algo que podría suceder si se mantiene este escenario ya que el propio Gobierno griego, que descarta tomar más medidas de austeridad, ha admitido que no podrá alcanzar los objetivos de déficit, el país solo tiene dos opciones: o suspende pagos o sale del euro. Esta última posibilidad extrema, sin embargo, fue rechazada ayer por la canciller, Angela Merkel, porque provocaría un peligroso "efecto dominó" que no haría sino aumentar sus problemas y los del resto de la eurozona.

La troika decidió la semana pasada abandonar la capital griega y aplazar "hasta mediados de septiembre" su decisión sobre la concesión del siguiente tramo de ayudas a Grecia para permitir al Ejecutivo heleno aclarar distintos elementos relacionados con el presupuesto de 2012 y las reformas estructurales en el país. Además, hoy Schäuble se reúne con sus homólogos de Holanda y Finlandia en Berlín para hablar sobre las condiciones para el segundo plan de rescate de Grecia pactado el pasado julio por valor de 159.000 millones de euros.

Schäuble ha realizado esta advertencia en el arranque del nuevo curso en el Bundestag (Parlamento alemán) con el inicio de los debates sobre los presupuestos de 2012 tras las vacaciones estivales, donde ha reiterado el rechazo alemán a la emisión de eurobonos y ha descartado el lanzamiento de nuevos programas de estímulo. Por el contrario, ha insistido en la necesidad de que todos los socios de la moneda única se apliquen en el control de la deuda como vía para dejar atrás las turbulencias que amenazan con hacer zozobrar a la eurozona.

Según ha defendido Schäuble, los mercados financieros se encuentran en un "estado de ansiedad" en el que es más necesario un cambio de mentalidad que nuevos estímulos a corto plazo. Por este motivo ha defendido la "importancia fundamental" de constitucionalizar los límites de deuda, como han hecho Alemania o España, ya que "los mercados no son el problema, sino los excesos y sólo la solidez de las políticas financieras recobrará la confianza de los mercados".

De hecho, Schäuble no ha dudado en poner como ejemplo a Alemania, y ha destacado que pese a las críticas recibidas el año pasado por no implementar nuevos estímulos para la economía alemana "ahora se ve que teníamos razón". En concreto, el titular ha confirmado que espera que el país, que ha salido de la crisis económica con un ímpetu inesperado, crezca este año un 3%. De este lado, el borrador de los presupuestos para 2012, aprobado en julio por el Consejo de Ministros de la canciller, Angela Merkel, contempla un gasto de 306.000 millones de euros, frente a los 305.800 de este ejercicio, mientras que recorta un 44% la previsión del recurso a la deuda.

En cuanto a la eventual introducción de los eurobonos, Schäuble se ha mostrado frontalmente opuesto a la medida ya que, en su opinión, reduciría la confianza de los mercados en el euro y ha defendido que actualmente "no se puede renunciar a diferentes tipos de interés y no se pueden compartir los riesgos de crédito". Esta medida no cuenta con el apoyo de la sociedad alemana.

Por otra parte, el Bundestag ha decidido retrasar a mañana los debates presupuestarios ante la esperada sentencia del Tribunal Constitucional (TC) sobre la legalidad del rescate del euro acordado en 2010 y las ayudas a Grecia. El tribunal con sede en Karlsruhe, en el suroeste del país, debe pronunciarse sobre una demanda presentada por un grupo de euroescépticos alemanes -varios de ellos profesores universitarios- encabezados por el político socialcristiano bávaro Peter Gauweiler. Según argumentan, la participación alemana en el programa lesiona la potestad que, según la Constitución, tiene el Parlamento sobre el presupuesto nacional.

En el hipotético caso de que declararan anticonstitucional el fondo de rescate del euro y las ayudas a Grecia sería imposible recuperar los pagos ya realizados. Asimismo, aunque el tribunal podría llegar a prohibir futuros pagos, el efecto real de esta decisión resultaría sumamente improbable, ya que Alemania tendría que cumplir pese a todo con los compromisos adquiridos y la reacción de los mercados sería impredecible, aunque seguramente muy negativa. Por este motivo se espera que, en el caso de que su resolución sea negativa, ponga una serie de condiciones para seguir ayudando financieramente a Grecia.

Por su parte, Grecia ha dado hoy una buena noticia al anunciar que ha logrado emitir 1.300 millones de euros en letras a seis meses a un 4,8 % de interés. Esta rentabilidad es ligeramente inferior a lo que pagó hace un mes, mientras la demanda ha superado en más de tres veces la oferta.

Te puede interesar

EmagisterMÁSTER MÁS DEMANDADO

Lo más visto en...

Top 50