La crisis del euro

Bruselas dice que es España quien decide si habrá recapitalizaciones

El comisario Barnier valora la "transparencia" española y destaca la solidez de los grandes bancos

Los criterios de evaluación en las pruebas de resistencia a la banca europea no tuvieron en cuenta las provisiones anticíclicas a las que obliga el Banco de España para las entidades nacionales. Los resultados muestran un sistema financiero que aprobaría al completo de haber tenido en cuenta estos fondos, pero que, de esta forma, cuenta con cinco suspensos. Las autoridades españolas insisten en que ninguno de ellos necesitará capital adicional, y Bruselas no se inmiscuirá en las consideraciones que haga España sobre si es necesaria o no otra recapitalización.

El comisario de Servicios Financieros y Comercio Interior, Michel Barnier, ha dicho que "corresponde a las autoridades españolas y a los responsables de estos bancos [los suspendidos Cataluña Caixa, Banco Pastor, Unnim, Caja3 y la CAM] asumir sus responsabilidades y decidir o no medidas complementarias". Sobre esas medidas, ha dicho, serían las entidades las que tendrían que mover ficha en primera instancia, y si el Estado decidiera finalmente darles más dinero tendría que ser sobre la base de las normas europeas.

Más información
Botín: "Las pruebas de resistencia reafirman el éxito del modelo Santander"
Dos de seis bancos griegos suspenden las pruebas de resistencia
Los bancos alemanes superan las pruebas de resistencia

Aunque no es probable que eso suceda, ya que tanto el gobernador del Banco de España, Miguel Fernández Ordóñez, como la vicepresidenta y ministra de Economía, Elena Salgado, han dicho una otra vez que las entidades que han suspendido tienen capital suficiente con las provisiones anticíclicas, que existen, las quiera tener o no en cuenta la Autoridad Bancaria Europea (EBA, por sus siglas en inglés).

Barnier ha admitido que hay "un desacuerdo" entre la EBA y las autoridades españolas sobre si hay que tener en cuenta esas provisiones en las pruebas de esfuerzo, pero ha evitado tomar partido por ninguna de las partes y, en cualquier caso, ha elogiado la transparencia del sistema español, el único que ha sometido a exámen a la práctica totalidad de sus entidades financieras (25, el 95% del total). "España ha jugado el juego de la transparencia". "Y al término de esta ronda de test sobre los 25 bancos , observamos que los mayores bancos españoles son sólidos, es una constatacion objetiva".

El comisario de Competencia, Joaquín Almunia, ha ido más lejos afirmando que la reestructuración financiera puesta en marcha por España va más allá que lo que exigen las pruebas de resistencia de la EBA. Así, sobre el desacuerdo entra esta autoridad y la española, el también vicepresidente del Ejecutivo comunitario ha dicho que "es algo que tienen que discutir entre ellos y resolver entre ellos, entre otras cosas porque de ahí no va a salir una solución para el futuro de la mayor parte de esas entidades. De las cinco entidades, cuatro son cajas y son cajas que están sometidas al proceso de reestructuración de las cajas, que es más ambicioso que los límites que han puesto los 'stress tess' europeos".

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS