El FMI mejora sus previsiones de déficit para España en 2012

La institución actualiza del 5,6% al 5,1% sus cálculos tras la concreción de las medidas previstas para el próximo año, aunque eleva las de deuda.- Las nuevas cifras siguen por encima de lo que espera el Gobierno

El Fondo Monetario Internacional (FMI) ha dado hoy un espaldarazo importante a España al reconocer los efectos de los planes de consolidación fiscal y de reducción del déficit del Gobierno español, aunque no tanto como para equiparar sus previsiones para este y el próximo año con las del ejecutivo, que siguen siendo más optimistas. En un informe hecho público hoy en el que el organismo actualiza sus proyecciones de primavera, los nuevos cálculos del Fondo apuntan a que el desfase entre los ingresos y los gastos del Estado se reducirá al 5,1% del Producto Interior Bruto (PIB) en 2012, cuatro décimas menos de lo que esperaba en abril pero todavía por encima del 4,4% que prevé el Ministerio dirigido por Elena Salgado.

El empuje de Alemania y Francia harán que la eurozona crezca más de lo esperado en 2011
Más información
La deuda de las comunidades marca un récord al subir al 11,4% del PIB
El FMI pide un recorte de la nómina de los funcionarios y subir el IVA
El FMI rebaja la previsión de PIB de España para 2011 y 2012

Por otra parte, el Fondo Monetario Internacional mantuvo la previsión de déficit para 2011 en el 6,2% - el objetivo oficial es del 6,0%- así como las de crecimiento en 2011 y 2012 en el 0,8% y el 1,6%, respectivamente. Estas cifras también están por debajo de lo que espera el Gobierno, que confía en que España crezca un 1,3% y un 2,3% durante los dos próximos ejercicios.

El motivo del ajuste de las cifras para 2012 reside en que "en Italia y España [los dos países que completan el grupo de los periféricos del euro junto a los ya rescatados Grecia, Irlanda y Portugal] se han revisado a la baja las estimaciones para el gasto a la vista de los recientes datos de producción y del anuncio de medidas más detalladas de control de gastos, respectivamente", afirma el FMI en un comunicado. El Gobierno envió a Bruselas en marzo, un mes después de publicarse las previsiones de primavera del Fondo, su actualización del Plan de Estabilidad, donde concretaba las medidas a las que se refiere el fondo.

El FMI calificó como menos positivo el hecho de haya subido el ratio de deuda en relación al PIB con motivo de las emisiones de deuda del Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB) y el programa de reducción de déficit de tarifa eléctrica. En concreto, el organismo prevé ahora que la deuda pública llegue al 67,5% en 2011, lo que supone 3,5 puntos más de lo que anticipaba en abril, y hasta el 69,7% en 2012, 2,5 puntos porcentuales más. El límite fijado por el Pacto de estabilidad es del 60%. Hoy el Banco de España ha publicado que la deuda ha cerrado el primer trimestre del año en el 63,3%, con lo que ya está por encima de este tope.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Alemania y Francia tiran de la eurozona

Además, sobre el conjunto de la eurozona, el FMI ha actualizado sus previsiones de crecimiento al alza por el empuje que están demostrando Alemania y Francia en este arranque de 2011. Así, dado que la principal economía de la Unión Monetaria avanzará siete décimas más de lo que se calculaba hace unos meses, con un repunte del 3,2% para final de año, el conjunto de los socios del euro cerrará el ejercicio con un crecimiento medio del 2%, cinco décimas sobre su anterior proyección. También mejoran los cálculos del Fondo sobre Francia, cuyo PIB subirá este año otras cinco décimas por encima de lo que esperaba en abril, hasta el 2,1% y una décima más en 2012, año que cerrará con un repunte más moderado, del 1,9%.

No obstante, la recuperación sigue siendo muy dispar en función de a qué zona del mapa se mire, sobre todo si es hacia la cuenca del Mediterráneo y el sur del continente. Así, frente a la mejora de Alemania o Francia, las dos principales economías de la eurozona, Italia ve rebajada sus expectativas de crecimiento para este año en una décima, hasta el 1%, en tanto que para el siguiente la mantiene en el 1,3%. España, sin embargo, se libra de la tijera.

Además, si por un lado el FMI mejora sus cifras para 2011, las empeora en una décima para el año que viene, cuando tiene previsto un crecimiento del 1,7%.

Abriendo aún más el foco, el FMI calcula que la economía mundial crecerá en 2011 un 4,3%, una décima menos de lo pronosticado en abril, debido, principalmente, al débil comportamiento de EE UU, cuyas previsiones anuales se reducen en tres décimas, hasta el 2,5%.

LASZLO BELICZAY / EFE
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS