Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

El Gobierno griego comienza las privatizaciones con el operador de telefonía

El Ejecutivo heleno vende un 10% de participación a Deutsche Telekom por unos 400 millones.- Fitch amenaza con rebajar de nuevo la nota del país

Grecia sigue con su plan de privatizaciones para tratar de reducir su déficit. El Gobierno heleno ha vendido el 10% de la participación que posee en la empresa de telecomunicaciones del país a Deutsche Telekom por 400 millones de euros. La empresa alemana ya cuenta con el 40% del antiguo monopolio de telecomunicaciones griego.

El Ejecutivo transferirá 49 millones de acciones del antiguo monopolio de telecomunicaciones del país, también conocido como OTE, a la compañía alemana según ha explicado la empresa en un comunicado. Tras la operación, el Gobierno griego tendrá una participación del 10% en OTE, mientras que la compañía alemana tendrá un 40%, después de haber conseguido en 2008 una participación del 30%.

Desde 2008, la empresa de telecomunicaciones germana ha gastado 3.800 millones en acciones de la griega buscando entrar a través de ella en los mercados de Rumania, Bulgaria y Albania. En el mismo periodo de tiempo, el Gobierno griego ha reducido su poder en esta empresa desde el 28% al 20% (antes del último acuerdo con Deutsche Telekom).

El plan completo de privatizaciones del primer ministro griego, Yorgos Papandreu, pretende recaudar 50.000 millones hasta 2015. Desde Bruselas, el presidente del Eurogrupo, Jean Claude Juncker, ha pedido al Gobierno griego que realice estas privatizaciones con la mayor celeridad posible para recuperar el control de la deuda pública.

Las privatizaciones, así como el segundo plan de ajuste anunciado el viernes por el Ejecutivo de Atenas, forman parte de las condiciones impuestas para que Grecia reciba el segundo plan de rescate, que aunque todavía no está cerrado con toda posibilidad incluirá la participación del sector privado a la hora de pagar la factura, tal y como reclama Alemania. Para ello, la UE baraja la posibilidad de ofrecer incentivos a los acreedores de Grecia -en su mayoría bancos y, principalmente, de Alemania y Francia- para que de forma voluntaria accedan a canjear bonos griegos con vencimiento entre 2012 y 2014 por otros títulos a más largo plazo. Entre estos incentivos, Bruselas quiere garantizar a las entidades que este cambio no afectará negativamente a su calificación crediticia y permitirá evitar caer en impago, al menos en sus términos técnicos.

No obstante, la agencia Fitch, una de las tres que domina el negocio de la medición de riesgos, ha advertido hoy de que, lo disfracen como lo disfracen, esta medida supondrá una reestructuración y un impago ya que el dinero no se cobrará en el plazo previsto. Por tanto, la sociedad ha amenazado con rebajar la nota de solvencia del país a D, lo que hunde más al país en la calificación de bono basura. Moody's ya decidió la pasada semana bajar la calificación del país en tres escalones hasta el mismo nivel que Cuba, desde B1 a Caa1.

En los mercados, con las Bolsas a la baja por las dudas sobre el crecimiento económico mundial, Grecia se ha beneficiado de la posibilidad del rescate con un descenso en su prima de riesgo, que se ha reducido puntos básicos hasta los 1.282. También han bajado las primas de Portugal e Irlanda, aunque han subido la de España e Italia. En el mercado de divisas, el euro ha perdido posiciones por la tarde respecto al dólar, y al término de la sesión en Europa el cambio entre las dos monedas quedaba establecido en 1,4613 billetes verdes, en cualquier caso su nivel más alto en un mes.