Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La limitación de velocidad ha afectado a la demanda de carburantes, según CLH

La demanda de gasolinas cae un 9% y la de gasóleo un 5,8% en los primeros tres meses del año

La limitación de la velocidad máxima autorizada a 110 kilómetros por hora en autopistas y autovías ha tenido ya efecto sobre la demanda de carburantes. El presidente de la Compañía Logística de Hidrocarburos (CLH), José Luis López de Silanes, ha explicado hoy que la reducción de límites aprobada en marzo por el Gobierno es uno de los factores que explican la importante caída de la demanda de gasóleos y de gasolinas que se registra en los últimos meses. López de Silanes no ha cuantificado el efecto de la limitación, que se añade a la disminución del consumo por la crisis y por la subida de los precios de los carburantes. En los tres primeros meses, según datos de CLH, la demanda de gasolinas ha caído un 9%, mientras que la demanda de gasóleo ha disminuido un 5,8%. Son datos que mantienen la tendencia registrada en el año 2010, cuando la demanda cayó un 5,6% en gasolinas y un 0,3% en gasóleos. El desplome de la demanda no afecta, sin embargo, a los carburantes para la aviación, que en 2010 crecieron un 3,6% y hasta marzo, un 10%.

Ante la coyuntura, CLH, que presta servicio logístico a los operadores de productos petrolíferos, tiene que aguzar el ingenio. Una nueva vía de negocio es prestar su capacidad de almacenamiento a países que lo necesiten para cumplir con las exigencias de reservas que marca la Unión Europea. CLH, ha explciado López de Silanes, ha firmado ya un contrato con la agencia gestora de las reservas estratégicas de petróleo de Irlanda (NORA), para almacenar, durante ocho años, parte de los productos petrolíferos que gestiona la entidad. CLH almacenará 60.000 metros cúbicos de gasolina irlandesa, equivalentes al 10% de las reservas de gasolina que debe acmular el país.

En conferencia de prensa, el presidente de CLH ha rechazado las críticas recibidas por parte de la Comisión Nacional de la Competencia (CNC) y ha destacado que la red logística española, que gestiona su empresa, es "abierta, transparente y no discriminatoria". Competencia, en su informe sobre el mercado de carburantes en España destacó que la posición de CLH, con accionistas de peso como Repsol, BP y Cepsa (suman casi un tercio del capital), podría suponer el establecimiento de barreras de acceso a la entrada de nuevos jugadores en el mercado. Frente a esta tesis, López de Silanes se limitó a señalar que ha hecho llegar su discrepancia al presidente de la CNC, Luis Berenguer, aunque descartó emprender acciones legales, algo que sí ha anunciado Repsol.

CLH, que este año tiene previsto invertir 120 millones de euros para completar el Plan Estratégico (ha invertido 600 millones en cinco años) ganó el pasado año 151,2 millones de euros, un 15% menos que en el ejercicio anterior al contabilizar menos resultados extraordinarios. Sin contabilizar extraordinarios, el resultado, destacó López de Silanes, habría crecido el 1,6%.