Sacyr declara que venderá Repsol si no logra refinanciar la deuda que vence este año

La constructora confía en lograr una prórroga de un año para un préstamo 5.000 millones. -Las alternativas son "colocaciones privadas parciales o una colocación global". -La empresa ha contabilizado un deterioro de 640,8 millones en el valor de su 20%

Luis del Rivero y Antonio Brufau, en la última junta de accionistas de Repsol.
Luis del Rivero y Antonio Brufau, en la última junta de accionistas de Repsol.LUIS SEVILLANO

Sacyr Vallehermoso debe hacer frente este año a vencimientos de deuda por un importe de unos 6.700 millones de euros. De esa cifra, unos 5.000 millones corresponden al préstamo para la compra del 20% de Repsol, que vence en diciembre. La compañía ha estado tomando medidas para fortalecer su solvencia y confía en lograr una prórroga de un año para ese préstamo, para lo que iniciará negociaciones en los próximos meses. Pero la empresa que preside Luis del Rivero es consciente de que con la crisis financiera los mercados de crédito están complicados y de que esa refinanciación no está garantizada. Por eso, la compañía tiene un plan B: vender sus acciones de Repsol, según ha comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

"La inversión en Repsol YPF ha sido considerada por el Grupo Sacyr Vallehermoso, desde el primer día, como una inversión estratégica y permanente, financiada a largo plazo y cuya fuente de repago son los dividendos de la participación, lo que configuró desde el inicio esta financiación como una financiación que sería necesario refinanciar en periodos sucesivos. No obstante, aunque las circunstancias iniciales de la inversión y de la fuente de repago no hayan cambiado, se podría dar la circunstancia de la renuncia a la refinanciación por parte de alguna o todas las entidades financieras debido a la situación del mercado de crédito, en cuyo caso el grupo afrontaría la amortización de la deuda mediante la venta de las acciones de Repsol, bien en el mercado bursátil, con colocaciones privadas parciales o en una colocación global", explica la compañía en un documento remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Fuentes de Sacyr subrayaron su confianza en que la refinanciación "se producirá de forma satisfactoria durante el ejercicio 2011". La empresa ha ido realizando operaciones para fortalecer sus recursos propios y mejorar sus coeficientes de solvencia de modo que esté en una mejor posición a la hora de negociar la prórroga del crédito. La estrategia de Sacyr pasa por lograr primero esa extensión de un año y en ese tiempo armar una refinanciación a largo plazo de esa deuda modo que la empresa pueda seguir conservando esa participación "estratégica y permanente" en Repsol.

En su informe anual, además, la constructora afirma que "considera esta inversión como una participación estable a largo plazo y no se ha planteado aceptar un precio de venta de Repsol YPF inferior a su valor en uso", que era de 28,9 euros por acción al cierre de 2010. El precio medio de compra por parte de Sacyr de su 20,01% de Repsol es de 26,71 euros por acción, pero su valor contable ha ido aumentando en función de los resultados de la petrolera. La empresa reconoce que el valor en uso era algo inferior al valor neto contable a 31 de diciembre pasado, por lo que ha deteriorado el valor contable de la participación hasta dicho valor en uso. El deterioro reconocido ha sido de 640,8 millones, con lo que la participación en Repsol ha quedado valorada en 7.057 millones, lo que supone un precio medio de 28,9 euros por acción, siempre según los datos del informe anual de Repsol.

La empresa subraya que en todo caso el valor bursátil de su participación del 20,01% en Repsol es superior al de la deuda vinculada a esas acciones, que se encuentran pignoradas en garantía de la devolución del préstamo junto con las de Testa y las de Vallehermoso.

"La deuda asociada a Repsol YPF correspone a un crédito sindicado con vencimiento el 21 de diciembre de 2011, si bien en el propio contrato de préstamo está prevista la posibilidad de negociar de mutuo acuerdo la extensión del vencimiento del préstamo por un año más. De común acuerdo con las principales entidades financieras, el grupo iniciará la negociación para la extensión anual del vencimiento en los próximos meses", explica Sacyr.

En su informe, Sacyr también explica que el superávit de flujos de caja de la sociedad vehículo a través de la cual tiene la participación en Repsol le ha permitido amortizar 52 millones de euros (tras los 75 millones de 2009 y los 61 millones de 2008). De ese modo, el importe del crédito se ha reducido desde los 5.175 millones originales a 4.987 millones de principal vivo. El coste del crédito está referenciado al euríbor y en 2010 se situó en el 4,57%, gracias en parte a las coberturas contratadas por la constructora frente a la subida de dicho índice.

Te puede interesar

Escaparate

Lo más visto en...

Top 50