Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
La crisis del euro

Trichet celebra que las reformas en España van por el buen camino

El Tesoro esquiva la crisis y baja el precio por emitir deuda.- Salgado dice que un rescate "está absolutamente descartado"

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Economía, Elena Salgado, ha asegurado esta mañana que "está absolutamente descartado" un posible contagio a España tras solicitar Portugal el rescate financiero a sus socios de la UE. Junto a la opinión del Gobierno, España también ha recibido hoy una serie de importantes apoyos que han venido desde el BCE, la OCDE y de la Comisión Europea, pasando también por la opinión de los analistas internacionales.

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, ha valorado que las medidas adoptadas por España van en la dirección correcta y que así lo han anticipado los mercados. En su opinión, "es muy importante que España continué lo que ha definido hace unos meses, que ha sido apreciado progresivamente por los observadores, ahorradores e inversores como la dirección correcta". No obstante, ha advertido de que España "todavía tiene que hacer cosas", particularmente en lo que se refiere al mercado laboral. "Estoy seguro de que estas reformas están anticipadas por los observadores y el entorno de España", ha concluido.

A pesar del avance, Trichet insta a continuar con las reformas en el mercado laboral

La mejor evidencia de la diferencia con la situación del país vecino ha sido el resultado de una subasta de deuda que ha realizado hoy el Tesoro en la que ha logrado reducir el precio por emitir deuda. El organismo dependiente del Ministerio de Economía ha vendido 4.129,67 millones de euros en bonos a tres años, frente a un objetivo máximo de 4.500 millones, con un interés marginal -el último antes de cerrar la emisión- del 3,601 %, ligeramente por debajo del 3,609% aplicado en la anterior operación a los mismos plazos realizada en marzo. No obstante, las mayores cautelas de los inversores sí se ha dejado notar en la demanda, que se ha reducido con fuerza. Así. frente a la ratio de cobertura de 3,4 títulos solicitados frente a los finalmente vendidos, hoy se ha quedado en 1,79. Con esta, ya son cinco las subastas consecutivas en las que el Tesoro ha logrado pagar menos por emitir sus títulos.

Desde el interior del país, la ministra Salgado ha indicado que "desde hace ya tiempo los mercados distinguen absolutamente entre los dos países". La economía española, según ha añadido en declaraciones a la Cadena Ser, "es más diversificada, potente y competitiva" que la lusa, pese a que su banca y sus grandes empresas tienen estrechos lazos con Portugal.

Para Salgado otra diferencia sustancial es que en España las reformas económicas, que ha dicho que seguirán adelante, "están dando sus frutos" y teniendo un efecto positivo sobre la marcha económica del país. En Portugal, en cambio, el plan de ajuste planteado por el Gobierno de José Sócratres fue rechazado de plano por el Parlamento, lo que provocó una grave crisis política y la convocatoria de elecciones anticipadas. Un escenario que en España no ha ocurrido.

"Tenemos una historia de superávit fiscales y años de fuerte crecimiento, y eso no lo tiene Portugal", ha continuado Salgado. La ministra ha asegurado que "las buenas noticias están ahí: hemos conseguido que los diferenciales de deuda bajen de manera importante, un 30% desde enero".

El comisario europeo de Competencia, Joaquín Almunia, también se ha mostrado confiado hoy en que Portugal sea el último país de la UE que en que tenga que ser rescatado por su situación financiera y ha afirmado que España no está riesgo, a pesar de que sus empresas y bancos "no son inmunes" a la crisis portuguesa. En la misma línea, Goldman Sachs afirma que "no espera que otro miembro de la eurozona tenga que necesitar ayuda financiera" por la situación de su deuda soberana.

Desde fuera de la UE, el secretario general de la OCDE, Angel Gurría, ha descartado tajantemente que España pueda sufrir un contagio de la crisis portuguesa y ha alabado las decisiones tomadas por el Gobierno español en el último año, adoptadas, ha dicho, "muchas veces sin el apoyo del PP, que supuestamente debía estar a favor".

"España no tendrá los mismos problemas que Portugal", porque "lleva tiempo luchando contra estos problemas. Y, en segundo lugar, porque los problemas no son los mismos", ha explicado. Según ha añadido Gurría, "es completamente inexacto y totalmente injusto" hacer una comparación entre ambos países. "España ha afrontado los cuatro asuntos que tenía que hacer frente: el déficit, el mercado de trabajo, las pensiones y el sistema financiero", ha resumido.