Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nueva Rumasa pone en venta sus hoteles en España

El grupo de Ruiz-Mateos contrata a una consultora internacional para desahacerse de 15 alojamientos turísticos

Nueva Rumasa necesita dinero y una buena forma de obtenerlo es vender negocios que resulten atractivos. En España, el del turismo, lo es. De modo que Hotasa, la división hotelera del grupo, ha decidido deshacerse de los 15 hoteles que posee entre la península y las islas.

Para ello ha contratado a la consultora inmobiliaria internacional Christie+Co, especializada en el asesoramiento sobre la compraventa de establecimientos turísticos. La compañía tratará de conseguir para el grupo de la familia Ruiz-Mateos compradores que ofrezcan buenos precios, en un momento de máxima necesidad para el entramado empresarial (y en el que los compradores saben que es de máxima necesidad y urgencia).

Las hoteleras han sido las últimas firmas de Nueva Rumasa en acogerse al preconcurso de acreedores (paso previo a la antigua suspensión de pagos), lo que les deja un margen de cuatro meses antes de que alguien pueda presentar un concurso obligatorio. En concreto lo han hecho 14 de las 15 empresas que gestionan esos hoteles, y en total ya son 29 las sociedades del grupo que se encuentran en tal situación.

Los 15 alojamientos están emplazados en algunos de los principales destinos turísticos españoles de sol y playa. Dos de ellos se encuentran en Andalucía, seis en las islas Canarias y siete en las Baleares. La consultora Christie+Co pertenece al grupo inversor británico Christie Plc y tiene oficinas en España desde el año 2.000.

Eroski estudia reclamar por la interrupción del suministro

Los problemas del grupo se multiplican en todos los frentes. Los servicios jurídicos del supermercado Eroski han anunciado que están estudiando pedir una indemnización por la interrupción del suministro de lácteos y postres contratado con empresas de Nueva Rumasa.

El incumpimiento de ese contrato empezó poco después de que la familia Ruiz-Mateos anunciara que sus mayores empresas entraban en fase preconcursal, entre las que estaban Clesa, Dhul o Cacaolat. Eroski ya está trabajando en la sustución de estas firmas por otros posibles proveedores.

Entretanto, Nueva Rumasa sigue insistiendo en que va a pagar a quienes compraron su deuda. Poco después de los últimas novedades sobre Hotesa o Eroski, la compañía ha emitido una escueta nota de prensa dirigida a los compradores de pagarés en la que afirma lo siguiente:

"La familia Ruiz-Mateos comunica a su inversores: lo dijimos y lo mantenemos; ustedes cobrarán".