Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bruselas reprocha al Gobierno los recortes retroactivos en las primas a las fotovoltáicas

La Comisión Europea advierte de que España no cumplirá sus objetivos de renovables

La Comisión Europea ha advertido este lunes a España de que los recortes retroactivos en las primas a las energías renovables fotovoltáicas no son aceptables, pese a los problemas presupuestarios provocados por la crisis, porque las empresas necesitan seguridad para planificar sus inversiones. "En España y en República Checa ha habido discusiones en el parlamento sobre cambios retroactivos para ayudar al presupuesto, pero pensamos que esto no es aceptable", ha dicho el comisario de Energía, Günter Oettinger, en una rueda de prensa.

Oettinger ha explicado que el Ejecutivo comunitario se ha puesto en contacto con ambos países para avisarles de que un recorte de las ayudas con carácter retroactivo cuestionaría la seguridad que necesitan las empresas para planificar sus inversiones e incluso podría poner en riesgo los objetivos de la UE en materia de renovables. "Si alguien construye una planta de energía eólica, debe poder saber durante cuánto tiempo recibirá financiación y a qué nivel, qué precio obtendrá por la electricidad", ha resaltado el comisario de Energía.

De hecho, el Ejecutivo comunitario no sólo critica el recorte de inversiones en renovables sino que pide a los Estados miembros que multipliquen por dos los fondos que dedican a las energías limpias, para que pasen de 35.000 millones de euros al año a 70.000 millones de euros al año. En España, el Congreso de los Diputados aprobó la semana pasada el nuevo marco regulatorio del sector.

Pese a las subvenciones concedidas hasta ahora, Bruselas cree que España no cumplirá sus objetivos de 2010 en cuanto a cuota de renovables en la producción de electricidad y en el transporte. Por lo que se refiere a electricidad, España sólo ha realizado progresos moderados hacia la meta indicativa del 29,4% de renovables, mientras que en transportes está muy lejos de alcanzar el 5,75% de biocombustibles, según un estudio del Ejecutivo comunitario.

Únicamente siete Estados miembros -Bélgica, Dinamarca, Alemania, Hungría, Irlanda, Países Bajos y Suecia- han logrado su objetivo de renovables en 2010 en el sector de la electricidad. Por lo que se refiere a los transportes, ocho países alcanzaron su meta -Austria, Francia, Alemania, Hungría, Lituania, Polonia, Eslovaquia y Suecia-.

En todo caso, la Comisión considera que todos los Estados miembros cumplirán su objetivo de renovables para 2020 si ponen en marcha los planes de acción nacionales que han presentado a Bruselas y mejoran los instrumentos de financiación. El Ejecutivo comunitario ha reclamado además a los Gobiernos que refuercen la cooperación en materia de renovables, lo que a su juicio permitiría ahorrar 10.000 millones de euros al año. Entre las medidas que defiende la Comisión se encuentran las transferencias estadísticas de certificados verdes, los proyectos comunes y los regímenes de ayuda conjuntos.