Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alemania eleva su previsión de crecimiento en 2011 al 2,3%

La 'locomotora de Europa" augura un descenso del desempleo hasta menos de tres millones de parados

Tras el excepcional crecimiento registrado en 2010, Alemania modifica sus previsiones al alza para 2011: del 1,8% vaticinado hasta ahora, al 2,3% del PIB, según el informe anual del ministerio de Economía presentado hoy ante el Consejo de Ministros. "También 2011 va a ser un buen año. Corremos con las botas de siete leguas puestas, mientras los demás nos siguen en fila india por detrás. Somos la locomotora de Europa", ha celebrado el ministro de Economía, el liberal Rainer Brüderle, al presentar estos datos.

El crecimiento, ha explicado el ministro, seguirá sustentado en las exportaciones, aunque moderarán su avance, al mismo tiempo que la demanda interna mantiene su mejora. En concreto, el sector exterior seguirá teniendo una aportación positiva al PIB con un avance de las ventas al extranjero del 6,5% frente al repunte del 6,4% esperado en las importaciones. En cuanto al consumo interno, la demanda interna crecerá un 2%. Las inversiones en bienes de equipo, por su parte, registrarán un fuerte incremento con un 8%.

Las estimaciones oficiales contemplan también un descenso del paro desde 3,24 millones de desempleados hasta 2,94 millones (Alemania tiene más de 82 millones de habitantes). También vaticinan un déficit del 2,5%, inferior al máximo acordado en el pacto de estabilidad europea del 3% del PIB gracias al programa de ahorro y consolidación fiscal puesto en marcha por el Ejecutivo de Angela Merkel.

Apuesta por el empleo de "calidad"

Sobre el empleo, Brüderle ha valorado la "calidad" de los nuevos empleos que está generando la economía alemana, subrayando que la inmensa mayoría cotizan a la seguridad social y son a tiempo completo. "Nos encontramos en la vía rápida hacia el pleno empleo", ha enfatizado. También ha apuntado que para seguir aumentando el volumen del mercado laboral y, en consecuencia, el crecimiento económico, el Gobierno va a hacer hincapié en la educación y la formación continua, así como en la conciliación de la vida laboral y familiar.

A su vez, el titular de Economía ha señalado que apostará por "captar a las mejores cabezas" del panorama internacional si continúa escaseando la mano de obra cualificada, algo que "no es una amenaza" para los trabajadores alemanes.

Más reformas para 2011

En 2010 Alemania sorprendió a todos al registrar un crecimiento del 3,6% gracias a la buena salud del comercio exterior, las inversiones en equipos y el consumo privado. "Hemos tenido un crecimiento extraordinariamente fuerte. Ahora debemos preocuparnos por que nuestro crecimiento sea también extraordinariamente largo", ha argumentado Brüderle. Por eso, ha reiterado la necesidad de ahondar en las reformas económicas, reducir el déficit público, mejorar la competitividad, a la vez que apostar por la educación, la inversión y la investigación.

En este sentido, ha avanzado que el Ejecutivo retirará en este ejercicio las medidas coyunturales aplicadas durante la crisis para reactivar la economía, con el objetivo de "volver a equilibrar el peso del sector privado y el Estado". Al mismo tiempo, ha adelantado algunos de los planes del Gobierno federal para mejorar las infraestructuras en Alemania y la competitividad en la primera economía europea y del conjunto de la UE.